La erupción del volcán Tonga habría comenzado con un tsunami tan alto como la Estatua de la Libertad

Las costas occidentales de Tongatapu, 'Eua y Ha'apai fueron golpeadas por olas de tsunami de hasta 15 metros de altura causadas por la erupción del volcán.

 

El símbolo estadounidense que vigila Nueva York desde el año 1886, la Estatua de la Libertad, nos sirve de referencia para mostrar cómo habría empezado la erupción de Tonga. Fue una de las erupciones volcánicas más poderosas del planeta que arrojó una cantidad masiva de vapor de agua a la atmósfera (algo que, afirman, podría calentar temporalmente la superficie de la Tierra). Y es que la erupción envió vapor de agua suficiente para llenar 58 000 piscinas olímpicas, según detecciones de un satélite de la NASA. Los científicos que examinaron la cantidad de vapor de agua expulsado por el volcán Hunga Tonga-Hunga Ha'apai lo describieron como "sin precedentes".


El agua de la erupción del pasado 15 de enero equivale a aproximadamente el 10 por ciento del contenido de agua ya presente en la estratosfera, la capa de la atmósfera entre aproximadamente 12 y 53 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.


No olvidemos que la tremenda erupción creó ondas de sonido en un estampido sónico que dio la vuelta al mundo dos veces. Es algo que no habíamos observado jamás.

 


La raíz de la explosión

Ahora, un nuevo estudio acerca de la erupción del volcán submarino Hunga Tonga publicado en la revista Ocean Engineering concluye que la erupción de Tonga podría haber generado un tsunami tan alto como la Estatua de la Libertad seguido de una onda de presión atmosférica que generó tsunamis especialmente rápidos, , un fenómeno raro que puede complicar las alertas tempranas de estas olas a menudo destructivas, informan los científicos en su trabajo.


Según los investigadores, es posible que la gigantesca erupción comenzara como un solo pero enorme montículo de agua (el poderoso vapor se formó cuando el agua de mar en el Pacífico Sur entró en contacto con la lava y se 'sobrecalentó'), antes de estallar como una serie de tsunamis que circundan el planeta. Este enorme montículo de agua desplazada hacia arriba tras haber entrado en erupción el volcán submarino corrió, posteriormente, cuesta abajo, tal y como suelen hacer los fluidos, para generar el conjunto inicial de tsunamis. Este raro fenómeno podría complicar las alertas tempranas de estas olas tan usualmente destructivas, exponen los expertos.

Para estimar el tamaño original de ese montículo de agua inicial, los investigadores utilizaron simulaciones por ordenador, así como datos de instrumentos de aguas profundas y mareógrafos costeros a unos 1 500 kilómetros de la erupción, muchos de ellos en o cerca de Nueva Zelanda. Luego, analizaron hasta nueve posibilidades para la ola inicial, con una altura y un diámetro distintos. El mejor ajuste a los datos del mundo real provino de un montículo de agua de 90 metros de altura y 12 kilómetros de diámetro, según exponen los investigadores. Esa ola inicial habría contenido un estimado de 6,6 kilómetros cúbicos de agua. “Fue un tsunami realmente grande”, afirman los expertos.

 


Sin precedentes

El evento fue de tal magnitud que incluso los astronautas de la Estación Espacial Internacional fotografiaron la ceniza arrojada al aire por la enorme erupción volcánica submarina en Tonga. La NASA compartió las imágenes tomadas desde las ventanas de la cúpula de la ISS, que mostraban una capa de cenizas de columnas arrojadas a miles de metros en la atmósfera.

Referencia: M Heidarzadeh et al. Estimating the eruption-induced water displacement source of the 15 January 2022 Tonga volcanic tsunami from tsunami spectra and numerical modeling. Ocean Engineering. Vol. 261, October 2022. doi: 10.1016/j.oceaneng.2022.112165.

 


The Hunga Tonga-Hunga Ha'apai Hydration of the Stratosphere L. Millán, M. L. Santee, A. Lambert, N. J. Livesey, F. Werner, M. J. Schwartz, H. C. Pumphrey, G. L. Manney, Y. Wang, H. Su, L. Wu, W. G. Read, L. Froidevaux First published: 01 July 2022 Geophysical Research Letters. DOI: https://doi.org/10.1029/2022GL099381

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo