La contaminación de China se ha reducido a causa del coronavirus

Las imágenes de satélite de la NASA muestran una caída drástica de la contaminación en China debido a las restricciones por el COVID-19.

contaminacion-coronavirus
iStock

Confirmado: Los satélites de las agencias espaciales norteamericana (NASA) y europea (ESA) han detectado en las últimas semanas un notable descenso de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en el espacio aéreo de China. Se trata de un beneficio inesperado ante las medidas de bloqueo para minimizar las infecciones por coronavirus: una mejora dramática en la calidad del aire de la nación.

Según la NASA, está "al menos en parte", relacionado con la desaceleración económica que se produjo a partir del brote de coronavirus.


Los datos fueron recopilados por el satélite Sentinel-5 de la ESA. Las mediciones de ozono de la nave espacial Aura de la NASA mostraron resultados similares.

 

coronavirus-nasa
NASA

Efecto COVID-19


 COVID-19, la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, ha infectado a más de 90 000 personas y se ha cobrado la vida de más de 3 000. La mayoría de las víctimas se encuentran en la provincia de Hubei en China, donde se originó el virus. Después del brote, se implantaron una serie de restricciones de movimiento en China y, desde la interrupción del transporte en Wuhan a finales de enero hasta el cierre de los negocios locales, se han estado llevando a cabo medidas de cuarentena en todo el país para reducir la propagación del virus. ¿El resultado? Menor contaminación del aire.

Utilizando satélites de monitoreo de contaminación, la NASA midió la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire, un gas que termina en el aire por la quema de combustible, principalmente de automóviles, camiones, autobuses y plantas de energía. Del 1 al 20 de enero (antes de la cuarentena), y del 10 al 25 de febrero (durante la cuarentena), los científicos vieron una "disminución significativa" en la contaminación sobre Wuhan y el resto de China.

Los mapas facilitados por la NASA, muestran la densidad de las concentraciones de NO2 en color azul, amarillo y naranja en China durante esos períodos de tiempo. La reducción comenzó en Wuhan y luego se extendió al resto del país, según la NASA. En el este y centro de China los niveles eran entre un 10 y un 30% más bajos de lo que normalmente se observa en este período de tiempo.

"Esta es la primera vez que veo una caída tan dramática en un área tan amplia para un evento específico", expuso Fei Liu, investigadora de la calidad del aire en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en un comunicado de la NASA.

"Siempre se produce una desaceleración general en esta época del año", dijo Barry Lefer, científico de calidad del aire de la NASA. "Nuestros datos de OMI (Instrumento de Monitoreo de Ozono de la NASA) a largo plazo nos permiten ver si estas cantidades son anormales y por qué".


"Este año, la tasa de reducción es más significativa que en años anteriores y ha durado más", comentó Liu. "No me sorprende, porque muchas ciudades de todo el país han tomado medidas para minimizar la propagación del virus".

Eso sí; únicamente porque las industrias hayan reducido su producción de dióxido de carbono y los niveles de dióxido de nitrógeno sean más bajos, no significa que el aire sea más limpio en las ciudades. A mediados de febrero, los niveles de contaminación del aire de Beijing seguían siendo 10 veces más de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

 

Ha ocurrido en el pasado


Es importante destacar que no se trata de la primera vez se produce una disminución de los niveles de contaminación del aire en China. Ya en 2008, durante la celebración de los Juegos Olímpicos, hubo una gran caída de dióxido de nitrógeno sobre la ciudad, pero los niveles de contaminación volvieron a aumentar tras la finalización de los Juegos.

La OMS aún no ha declarado que el coronavirus sea una pandemia, pero el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que tiene todo el potencial para convertirse en una.

Referencia: NASA's Goddard Space Flight Center

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo