¡Hormigas, fooooormen!

Las de la especie 'Formica selysi' tienen memoria y ocupan siempre la misma posición en las balsas que crean juntando sus cuerpos.

También te puede interesar: Las hormigas usan feromonas para coordinarse

En el laboratorio, los científicos sometieron a varios grupos de Formica selysi obreras a dos riadas consecutivas y observaron la posición que ocupaban en las estructuras flotantes ejemplares concretos a los que habían coloreado con diferentes tonos. Los mismos individuos se situaban en las dos ocasiones en los mismos lugares (en lo alto, hacia el medio, en un lateral o en la base) de la balsa de hormigas. 

También comprobaron que la presencia de crías en el grupo modificaba la forma del conjunto y la posición de algunas obreras, y que influía en el comportamiento de estas últimas en posteriores experiencias en las que no había hormigas jóvenes. 

Los investigadores creen que esta es la primera prueba del papel que juega la memoria en estas estructuras grupales orgánicas, que tienen mucho que enseñarnos: los especialistas en nanorrobótica estudian estos comportamientos de las hormigas y otros insectos sociales para aplicarlos a sus diseños de minúsculos robots "cooperativos" que podrían usarse un día en medicina: por ejemplo, para disolver coágulos sanguíneos. 

Imagen (Universidad de California en Riverside): Los científicos colorearon a las hormigas para seguir sus movimientos al formar balsas. 

Etiquetas: insectosnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar