¿Hay organismos que se alimentan de virus?

Esta es la primera evidencia convincente, según un estudio publicado en Frontiers in Microbiology, de organismos que se sirven de virus para alimentarse.

virus
iStock

El virus, un organismo que no está ‘ni vivo ni muerto’ y cuyo único objeto es hacer el mayor número posible de copias de sí mismo, podría servir a algunos organismos como alimento. Si bien es un virus, –concretamente, el coronavirus SARS-CoV-2– el que está provocando a los humanos graves problemas de salud pública y socioeconómicas a través de la pandemia mundial de COVID-19, otros seres vivos probablemente saben cómo sacar un rendimiento mucho más provechoso de este tipo de agente infeccioso. 

Al menos, esta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de científicos, que han demostrado que dos grupos de protistas marinos poco conocidos ingieren virus de manera habitual. En biología, conocemos a los organismos del Reino Protista –no son ni hongos, ni animales, ni planas– como seres que pueden ser unicelulares o pluricelulares y que engloban organismos como algas, protozoos (microscópicos) y mohos. 

El nuevo descubrimiento apunta a que los virus sirven a estos organismos de alimento, probablemente, como vía para absorber fósforo y nitrógeno.  

Esta es la primera evidencia convincente, –según el estudio, publicado en Frontiers in Microbiology–, de organismos que utilizan virus para nutrirse, a pesar de que estos agentes infecciosos viven en cantidades ingentes todos los rincones de la Tierra, desde la atmósfera hasta el océano más profundo. 

El artículo viene a concluir que dos grupos de protistas marinos ecológicamente importantes, los coanozoos y picozoos, son comedores de virus y capturan a su ‘presa’ a través de la fagocitosis –es decir, engulléndolos–. 

Método 

Y, ¿cómo ha averiguado esto los científicos? Tal como se describe en la web de Frontiers Science News, el equipo de Stepanauskas (autor principal) tomó muestras de agua superficial del mar en dos zonas del planeta: el Atlántico noroccidental, en el Golfo de Maine, en julio de 2009; y en el Mediterráneo frente a Cataluña; en enero y julio de 2016.  

Tras la recogida de muestras, utilizaron herramientas modernas de genómica unicelular para secuenciar el ADN de 1698 protistas. Recolectaron una variedad de protistas: alveolatos, stramenopiles, clorofitos, cercozoos, picozoos y choanozoos. Pues bien; el análisis de los choanozoos y picozoos se asoció con secuencias virales de bacteriófagos y virus. 

Aunque todavía falta por confirmar cuál es el objetivo de la fagocitosis de virus, los autores ya tienen una hipótesis que consideran probable: “Los virus son ricos en fósforo y nitrógeno, y podrían ser un buen complemento para una dieta rica en carbono”. 

Investigaciones futuras podrán determinar si los protistas que consumen virus acumulan secuencias de ADN de sus presas virales dentro de sus propios genomas, o considerar cómo podrían protegerse estos organismos de la infección. 

Referencias: 

Julia M. Brown, Jessica M. Labonté, Joseph Brown, Nicholas R. Record, Nicole J. Poulton, Michael E. Sieracki, Ramiro Logares and Ramunas Stepanauska. ‘Single Cell Genomics Reveals Viruses Consumed by Marine Protists’. Front. Microbiol., (24 September 2020) | https://doi.org/10.3389/fmicb.2020.524828 

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo