Hallan una rara langosta de color amarillo

Ha sido bautizada con el nombre de “Banana” y es fruto de una mutación genética de 1 entre 30 millones.

langosta-amarilla
Chris Rose and the University of New England

Es una langosta muy especial. Este crustáceo amarillo, conocido formalmente como 'langosta de cristal', es realmente raro. Surge 1 de cada 30 millones de ejemplares. Fue recogida en el Golfo de Maine por la pescadora de langosta de Tenants Harbour, Marly Babb, quien donó generosamente su captura al Centro de Ciencias Marinas de la Universidad de Nueva Inglaterra.

 


¿Langostas de colores?

Existen otros especímenes raros de langosta en colores como azul o blanco pero las probabilidades también son pequeñas. La posibilidad de encontrar una langosta azul es de 1 entre 2 millones.

 

 

langosta-amarilla2
Chris Rose and the University of New England

¿Cómo nacen con este color?

Las langostas azules y amarillas son producto de una mutación genética en las proteínas que se unen con los pigmentos de la cáscara y conducen a una reducción de la pigmentación del animal. Esta condición genética se conoce como leucismo y hace que los animales parezcan más pálidos en comparación con otros. Es la única variedad de langosta que no se torna de color rojo cuando se cocina.

¿El color amarillo de Banana es resultado del cambio climático? Podría ser. Varios estudios publicados en 2019 determinaron que el océano se está calentando cada vez más y las diferencias locales en la oceanografía están afectando las poblaciones de langosta en el sur de Nueva Inglaterra hasta el Atlántico de Canadá. Así que el exterior amarillo de esta langosta podría ser el resultado del cambio climático.

El leucismo, por desgracia, hace que estas criaturas sean más visibles para los depredadores, lo que les da una menor probabilidad de supervivencia.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo