Ha comenzado una nueva extinción masiva

Los insectos podrían desaparecer dentro de un siglo según la tasa actual de disminución, según un nuevo estudio.

 

Podemos pensar en algunos insectos como plagas, pero no podemos obviar que desempeñan un papel importantísimo en el mantenimiento del orden natural del planeta. Proporcionan alimento para muchas otras especies, polinizan las plantas, reciclan nutrientes...

Sin embargo, nos enfrentamos a una situación preocupante. Una revisión de 73 estudios publicada en la revista Biological Conservation pone de manifiesto que más del 40% de las especies de insectos están en peligro de extinción. En algunos de los casos, la tasa de extinción de especies locales es ocho veces más rápida de lo que estamos viendo en vertebrados, como los mamíferos, las aves y los reptiles.

 

El informe advierte que la dramática caída de la cantidad de insectos en todo el mundo nos enfrenta a un colapso "catastrófico" de los ecosistemas naturales.



Los insectos están disminuyendo rápidamente



"Las tendencias confirman que el sexto evento de extinción importante está afectando profundamente las formas de vida en nuestro planeta", escribieron los investigadores en su conclusión.

 

Ya en octubre de 2018, un equipo de investigadores alemanes anunció que la población de insectos del país había disminuido en un 77% entre 1989 y 2016. Un experto de Puerto Rico también informó de disminuciones similares en la biomasa de insectos tras comparar los datos de los años 70 con los de los tiempos actuales.


Sin embargo, lo local a menudo puede ser global, y la revisión que acaba de ser publicada apunta en esta dirección.

 

Además de la disminución del 40% de los insectos, un tercio de las especies de insectos están en peligro de extinción. Si unimos al hallazgo de que la biomasa de insectos, la masa de organismos que viven en un área, está disminuyendo en un 2,5% al año obtenemos una conclusión clara: podría haber extinciones generalizadas de insectos para finales de siglo. En 100 años no quedará ninguno.

"Debido a que los insectos constituyen el grupo animal más abundante y (diverso en especies) del mundo y brindan servicios críticos dentro de los ecosistemas, tales eventos no pueden ser ignorados y deben provocar una acción decisiva para evitar un colapso catastrófico de los ecosistemas de la naturaleza", explica Francisco Sánchez-Bayo de la Universidad de Sídney (Australia) y coautor del trabajo.

 

Para juzgar el declive de los insectos, los científicos recolectaron 73 de los mejores estudios realizados hasta el momento acerca de las caídas de la población de insectos. La mayoría se centró en las poblaciones de insectos europeos y estadounidenses, pero también incluyeron estudios de Australia, China, Brasil y toda América del Sur.

 

Las especies más afectadas



Según el trabajo, las mariposas y las polillas se encuentran entre las más afectadas, con las abejas y los escarabajos siguiéndoles de cerca. Como ejemplo, las poblaciones de mariposas han disminuido en un 58% en las tierras cultivadas en Inglaterra entre 2000 y 2009. La población de mariposas monarca de California se redujo en un 86% entre 2017 y 2018.

 

Otras especies, como las hormigas, las moscas y los grillos son difíciles de medir, pero hay pocas razones para creer que estén mucho mejor que las mariposas.

 

El motivo



En cuanto a las razones detrás de este descenso, los autores señalan que nuestras prácticas agrícolas actuales son las culpables. Eliminar los árboles y arbustos que habitualmente rodean los campos es fatal para los insectos. Además, los insecticidas que dañan a los insectos y al suelo alrededor de los cultivos tampoco ayudan.

 

Los expertos recomiendan cambios drásticos en nuestros métodos agrícolas, reduciendo seriamente el uso de pesticidas "y su sustitución por prácticas más sostenibles y basadas en la ecología".


Si no cambiamos este ritmo, todos los insectos seguirán el camino de la extinción en unas pocas décadas.

 

Referencia: Worldwide decline of the entomofauna: A review of its drivers. Francisco Sánchez-Bayoa, Kris A.G.Wyckhuys. Biological Conservation 2019 DOI: https://doi.org/10.1016/j.biocon.2019.01.020

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO