Graban el nacimiento de los primeros dragones de Komodo incubados en Australia

Australian Reptile Park ha anunciado un peligroso pero increíble logro tras conseguir que un par de dragones de Komodo se aparearan.

 

El dragón de Komodo (Varanus komodoensis) es la especie de lagarto vivo más grande y lo más parecido a un dinosaurio moderno que contamos en nuestro planeta. Son animales impresionantes: poseen una mordedura venenosa potencialmente mortal, por lo que lograr que, en cautividad, dos dragones de Komodo, actualmente en peligro de extinción, se apareen y no se maten en el proceso, es una tarea arriesgada tanto para los animales como para los cuidadores involucrados en esta peligrosa cita.

Estas impresionantes criaturas que son capaces de comer hasta el 80% de su peso en una sola vez y pesar unos 135 kilos (y medir hasta tres metros de largo), suelen comerse a los miembros más pequeños de su propia especie y, en ocasiones, hasta a otros adultos, de ahí que sea tan complicada su supervivencia.

Lo habitual es que el dragón de Komodo hembra excave una madriguera de varios metros y ponga sus huevos que eclosionan en abril o mayo.

 


Un evento inaudito

En Australia, jamás habían conseguido incubar con éxito huevos de dragones de Komodo. Afortunadamente, el Australian Reptile Park ha anunciado recientemente haber dado la bienvenida al mundo a tres dragones de Komodo por primera vez en el país.

bebe-komodo
Jake Meney, The Australian Reptile Park

Ha sido una tarea harto complicada. Ya no solo la fertilización de los huevos es arriesgada, sino que hay muchas más cosas que pueden salir mal. Siete meses ha durado la incubación de estos huevos pero, afortunadamente, tres crías, de los dragones de Komodo llamados Kraken y Daenerys, han pasado los controles de salud y se encuentran en buen estado.

Nacieron con apenas 40 centímetros de largo y unos 115 gramos de peso, pero esto es solo el principio. Crecerán mucho más gracias al buen cuidado de los conservadores australianos y llegarán a medir entre 2 y 3 metros y ser tan peculiares y voraces como sus progenitores.

El Australian Reptile Park se ha convertido en el primer zoológico en Australia en haber criado y incubado con éxito dragones de Komodo y la última vez que nacieron criaturas de esta especie fuera de Indonesia fue en 1992 en el zoológico Smithsonian en Washington, EE. UU.


Según la Lista Roja de Especies en Peligro de Extinción de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), los dragones de Komodo figuran en estado “vulnerable”.

Referencia: AUSTRALIAN REPTILE PARK

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo