Esta criatura es el antepasado de todas las estrellas de mar

Esta animal vivía en el antiguo supercontinente de Gondwana, que existió hace aproximadamente 500 millones de años.

estrella de mar
Fósil de estrella de mar encontrado en Marruecos. Créditos: Universidad de Cambridge.

Si pensamos en una estrella de mar, imaginamos un pequeño animal marino con cinco brazos puntiagudos. Sin embargo, no siempre han tenido esta apariencia. Un pequeño fósil, que tiene aproximadamente 480 millones de años, fue desenterrado en el desierto de Marruecos hace más de 17 años. Y, aunque los científicos investigaban su identidad, no ha sido hasta ahora que han podido descubrir que se trataba de una especie de estrella de mar, tal y como sostiene un estudio publicado en la revista Biology Letters.

Esta especie (Cantabrigiaster fezouataensis) tiene forma de estrella pero carece de brazos alargados y estructura gruesa, por lo que los investigadores concluyeron que se trataba del antepasado de las estrellas de mar. Así, tal y como argumentan los investigadores, la especie fue evolucionando hasta convertirse en las dos especies principales que tenemos hoy (estrellas de mar y estrellas quebradizas).

Esta animal vivía en el antiguo supercontinente de Gondwana, que existió hace 500 millones de años aproximadamente. Además, se encontraba en lo que por entonces era un arrecife de agua fría, conviviendo con otras especies de aspecto alienígena (en su mayoría animales alimentadores de filtro, como los extintos anomalocaridos). Asimismo, aunque los investigadores no están seguros de cómo se alimentaba este animal, por la forma de su mandíbula consideran que no comía como las estrellas actuales.

estrella en el fondo del mar
Pixabay.

Las estrellas de mar y las estrellas quebradizas forman parte de un grupo más grande, los equinodermos. En esta categoría, también se encuentran los erizos de mar, los pepinos de mar y los crinoideos (también conocidos como lirios de mar). Además, la especie descubierta tenía una apariencia similar a los lirios marinos actuales, por lo que se trata uno de sus antepasados.

Por otro lado, gracias a la investigación es posible vincular animales actuales con especies que existieron hace 480 millones de años, tal y como sostiene Bertrand Lefebvre, uno de los científicos implicados en el proyecto. Asimismo, esta estrella de mar proporciona información relevante sobre la evolución de los equinodermos, pese a que todavía se desconoce la diferencia entre los primeros equinodermos y los cinco grupos que existen en la actualidad.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo