Escarabajo toro: curiosidades

El escarabajo toro, o más conocido como escarabajo rinoceronte, es fácilmente reconocible gracias al gran cuerno de su cabeza. Es un insecto muy característico y de gran tamaño. En este artículo te ofrecemos información sobre él: curiosidades y características.

Rinoceronte toro: curiosidades
Freepik

El escarabajo toro, científicamente llamado Oryctes nasicornis, fue descrito por primera vez por Carl Linnaeus en el año 1758. Este es un insecto de gran tamaño y aspecto inconfundible gracias a uno de sus rasgos más característicos: el cuerno. Técnicamente se llama cuerno clipeal, y es observable tanto en machos como hembras, aunque de un tamaño inferior en el género femenino. Este peculiar cuerno ayuda a su identificación y le proporciona otro de sus nombres más comunes: escarabajo rinoceronte.

Otra característica es su reconocible coloración castaña y un cuerpo robusto que puede llegar a superar los cuatro centímetros de largo. Vamos a conocer a este majestuoso insecto un poco más.

El escarabajo toro, un insecto tan fuerte como torpe

Esta especie de escarabajo pertenece al grupo de los coleópteros, un orden de los insectos conocido por tener unas piezas bucales grandes y de tipo masticador, y también por la transformación de sus alas delanteras en rígidas armaduras, las cuales les brindan una mayor protección.

Podemos encontrar al escarabajo toro en diferentes ambientes de la zona paleoártica. Esta área engloba diferentes sitios de Europa, Rusia, el norte de África, Asia central y norte; cuyos biomas pueden ir desde desiertos hasta bosques densos.

Vivir en este tipo de biomas ha hecho que el escarabajo todo se haya adaptado hasta convertirse en uno de los animales más fuertes del mundo a proporción de su tamaño, ya que este animal es capaz de levantar 850 veces su propio peso. Esta habilidad le ayuda a sobrevivir y a completar su ciclo vital escarbando bajo tierra para ponerse a salvo.

Un dato curioso sobre el escarabajo todo es que su fuerza no es debida precisamente a su dieta, ya que estos coleópteros no suelen alimentarse y pueden sobrevivir meses solo con las reservas acumuladas durante el proceso larval. Aun así, los individuos adultos de esta especie se pueden alimentar de fruta en descomposición y de la salvia de los árboles. Las larvas, al contrario de su versión más desarrollada, suelen desarrollarse de forma natural en la madera, especialmente en la madera en proceso de descomposición, en serrín o cúmulos de compost, de los que se alimentan. ​Estas crecen durante varios años y alcanzan un tamaño mayor que los escarabajos adultos.

Dado que la forma adulta no suele alimentarse, estos son reacios a emprender el vuelo dado el alto coste energético del mismo, dato que podría explicar su extremada torpeza volando. No obstante, su agilidad en el suelo no es mucho mejor. Dada su torpeza de movimientos este escarabajo suele emparejarse bajo tierra, a salvo de potenciales depredadores como rapaces, aves, grandes lagartos o incluso mamíferos como el zorro.

 

El escarabajo toro o rinoceronte es un insecto completamente inofensivo y beneficioso para el medio ambiente, ya que ayuda de gran manera en el reciclaje de la materia orgánica, por lo que es fundamental en sus ecosistemas. Aunque actualmente mantiene poblaciones prósperas, hay que seguir cuidando su medio natural para poder seguir manteniendo el equilibro de los biomas donde habita.

Continúa leyendo