¿Es posible encontrar dos copos de nieve idénticos?

La diversidad y la complejidad de los copos de nieve han fascinado durante mucho tiempo a los expertos. Y hoy nos preguntamos si es posible encontrar dos copos de nieve idénticos.

Es posible encontrar dos copos de nieve idénticos
Foto: Istock

En el año 1611, el astrónomo alemán Johannes Kepler mostró en su The Strenna or the Sexangular Snow lo sorprendido que estaba con la complejidad de los copos de nieve. Concretamente, estaba asombrado tanto por su extrema diversidad de formas, como por la regularidad del número de rama de estos cristales (6 en total).

Cuatrocientos años después, los científicos ya comprenden un poco mejor los distintos principios físicos que impulsan la formación de las escamas, aunque es cierto que aún deben resolver todos los misterios que rodean este pequeño milagro de la física.

Pero, ¿cómo nacen los copos de nieve? Independientemente de su forma, todos los copos de nieve nacen en las nubes. De hecho, cuando la temperatura es lo suficientemente baja, las gotitas de agua que las componen, y cuyo diámetro no supera la décima parte del grosor de un cabello, pueden llegar a congelarse, dando lugar a un embrión en escamas. 

Es aquí cuando los físicos hablan de una especie de “germen”. Este último crecerá gradualmente, poco a poco, absorbiendo las moléculas de agua contenidas en el aire, pasando así de la fase gaseosa a la fase sólida, sin pasar por el estado líquido.

Y los científicos se preguntan si es posible encontrar dos copos de nieve idénticos. Un físico estadounidense de la Universidad de Tucson, especializado en ciencias atmosféricas, calculó el número de copos de nieve distintos que podrían existir. ¿Su conclusión? 10 elevado a 768 copos de nieve diferentes; es decir, el dígito uno seguido de 768 ceros.

Copos de nieve únicos
Foto: Istock

Se trataría de una cifra muy superior a la que adelantó en su momento el climatólogo David Phillips. En cualquier caso, esto significa que sería tremendamente complicado encontrar dos copos de nieve idénticos. Aunque, como veremos a continuación, fue lo que le ocurrió a Nancy Knight.

¿Podemos encontrar dos copos de nieve gemelos?

Y es que el Libro Guinness de los Récords establece que Nancy Knight, científica del Centro Nacional Estadounidense de Investigación Atmosférica (NCAR), descubrió accidentalmente dos especímenes idénticos de copos de nieve mientras se encontraba estudiando los cristales bajo un microscopio.

Y lo consiguió después de recogerlos de una tormenta de nieve que asoló Wisconsin en el año 1988.

¿Por qué son simétricos?

¿Por qué los copos de nieve tienen 6 ramas? Se trata de una propiedad que se encuentra ligada a la estructura cristalográfica del hielo, cuyas moléculas forman hexágonos cuando se organizan. Así, su simetría es inherente a la estructura misma de la materia.

De hecho, la forma hexagonal se debe a que las moléculas de agua logran formar tantos enlaces como sea posible con sus vecinas. Pero la forma que adopte dependerá de la presión atmosférica, posiblemente del campo eléctrico presente, del contenido de agua, de la temperatura y del viento, entre otros.

La temperatura es determinante para la “silueta” de cada copo, ya que de ella dependerá si son las ramas superiores e inferiores las que tenderán a crecer más rápido, o las laterales. 

De esta forma, en igualdad de condiciones, las temperaturas de entre -5 ºC a -10 ºC originarán cristales de tipo aguja, y temperaturas de -12 ºC a -18 ºC los cristales acabarán formando estrellas de seis puntas.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo