En busca de los cedros del Atlas

Viajamos al corazón de Marruecos para conocer los más impresionantes bosques de cedros, naturaleza clave en la creación de la última fragancia de Loewe: SOLO LOEWE Cedro.

En una remota región del Medio Atlas, en Marruecos, se encuentra Azrou, una pequeña ciudad habitada por bereberes. Sin embargo, su mayor atractivo no radica en este encuentro de culturas, sino en los impresionantes bosques de cedros que rodean la población.

Los cedros son árboles longevos cuya madera ya fue utilizada, según la Biblia, para conocer el primer Templo de Jerusalén. No es para menos: el aroma de la madera de cedro impregna los sentidos y es fuente de inspiración para los creadores de nuevos perfumes y fragancias. Es el caso de SOLO Loewe Cedro, un nuevo eau de toilette donde la madera de cedro es protagonista. Un perfume cálido, vivo, irrepetible y lleno de historia, al igual que la madera en la que se inspira y de la que toma su fragancia.

La visita para conocer estos imponentes árboles, testigos del paso del tiempo y de la evolución de las culturas, no dejará a nadie indiferente. El cedro más famoso de la zona fue el Gran Cedro Gouraud, un árbol milenario que se encontraba catalogado como el más grande de la región. Desafortunadamente, este árbol murió por una plaga hace algunos años, pero le recogen el testigo otros imponentes ejemplares.

 

Otra posibilidad para conocer estos bosques es realizar una jornada de treckking por la región de Meknes-Timhadite, también en el Medio Atlas. Existen compañías que ofrecen la visita con guías e incluyen, además, la posibilidad de conocer a familias nómadas de la etnia bereber.

La escapada a los bosques de cedros del Atlas es perfecta para aquellos viajeros inquietos y que, aunque disfrutan del ajetreo urbanita de las ciudades marroquís como Tetuán o Marrakesh, necesitan también sus escapadas a la naturaleza y sus momentos de soledad en busca de uno mismo. Un viaje en busca del equilibrio perfecto.

Continúa leyendo