El ser humano ha generado 8.300 millones de toneladas de plástico

Su peso es equivalente al de 1.000 millones de elefantes, 822.000 torres Eiffel u 80 millones de ballenas azules, y la mitad del total se ha producido en los últimos trece años.

También te puede interesar: Vivir 24 horas sin plástico

De hecho, su producción se ha disparado de forma alarmante desde que se iniciara la fabricación a gran escala de materiales sintéticos a principios de los años 50. Y ya hay datos de ello: según un estudio realizado por un equipo científico de la Universidad de Georgia, la Universidad de California en Santa Bárbara y la Sea Education Association, todas ellas instituciones estadounidenses, los seres humanos hemos generado un total de 8.300 millones de toneladas de plástico.

Y lo más preocupante es que no hemos sido demasiado diestros a la hora de gestionar los residuos: porque de esos 8.300 millones de toneladas fabricadas, 6.300 millones son hoy en día residuos; y de estos, solo alrededor del 9% se ha reciclado, el 12% se ha incinerado y la escalofriante cifra del 79% yace acumulada en vertederos o en el medio ambiente. Este es el primer análisis global de la producción, el uso y el destino final que se ha dado a todos los plásticos que el ser humano ha fabricado desde la creación de este material hasta el año 2015.

Para que te hagas una idea del plástico que hemos producido en todas estas décadas, su peso total sería equivalente, según destacan estos investigadores, al de 822.000 torres Eiffel, 25.000 Empire State, 80 millones de ballenas azules y 1.000 millones de elefantes.

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

Su mayor mercado está en el sector del empaquetado y la mayor parte de esos productos son de un solo uso y luego se desechan. Además, su vida útil es muy breve. "La mitad de todos los plásticos se convierten en residuos después de cuatro años o menos de uso", explica Roland Geyer, autor principal del estudio y profesor asociado de la Universidad de California en Santa Bárbara.

Uno de los principales objetivos de este estudio es que se creen las bases necesarias para una gestión sostenible de los materiales. “En pocas palabras, no se puede administrar lo que no se mide, por lo que pensamos que las discusiones sobre políticas a poner en marcha estarán más informadas y basadas en hechos ahora que tenemos estos números”, añade Geyer.

Infografía: Universidad de Georgia / Janet A. Beckley

Etiquetas: contaminaciónmaterialesmedio ambiente

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar