El peor enemigo de los océanos es el cambio climático

Una nueva investigación ha concluido que el cambio climático puede afectar los entornos marinos más que cualquier otra cosa.

 

El océano constituye el 71 % del planeta y nos aporta una gran cantidad de beneficios a todo el planeta, incluidos a los seres humanos: genera el oxígeno que respiramos, produce alimentos que comemos, hace de almacén del exceso de dióxido de carbono que generamos.. Sin embargo, los efectos del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero amenazan los ecosistemas costeros y marinos cada vez más y la prueba de que el océano y el cambio climático están intrínsecamente vinculados es más palpable cada día que pasa: buenas pruebas son los cambios en la temperatura, las corrientes o el aumento del nivel del mar, que afecta también a la salud de las especies marinas, los ecosistemas cercanos a la costa y los océanos profundos.

Ahora, una nueva investigación que ha empleado la herramienta del proyecto ClimeMarine para tener en cuenta el aumento de los niveles de temperatura y la salinidad, ha demostrado que el peor enemigo de los océanos sigue siendo, sin duda alguna, el cambio climático.

 


Software: Symphony

La herramienta, llamada Symphony, es un software digital que utiliza datos GIS (Geographical Information System) para ayudar a los planificadores marinos. La herramienta muestra diferentes hábitats marinos y cómo podrían verse afectados por algo como la contaminación o el tráfico de agua. Hasta ahora, la herramienta no tenía en cuenta el cambio climático.

Al modificar Symphony para tener en cuenta la salinidad y los cambios en los niveles de temperatura, “mostró que los cambios climáticos anticipados aumentarán el impacto ambiental total en al menos un cincuenta por ciento, y en algunas áreas, hasta varios cientos por ciento”, explicó Per Jonsson, investigador de la Universidad de Gotemburgo (Alemania) y coautor del trabajo que publica la revista Global Change Biology.

Los diferentes ecosistemas registrados en los mapas GIS reaccionan de manera diferente a estos cambios, como muestra Symphony. “Es una señal clara de que es posible que necesitemos reducir otros impactos para reducir la tasa total de impacto en algunas áreas. Por ejemplo, en áreas con valiosos prados de hierba marina, podríamos considerar desviar una línea de navegación o ralentizar la expansión de los puertos deportivos y la navegación de recreo”, expuso Jonsson.

La herramienta no solo sirve para detectar los mayores impactos climáticos, también para identificar zonas que experimentarán, en teoría, un menor impacto climático, como las llamadas áreas de afloramiento como en la isla de Gotland, donde el agua fría profunda sube y enfría el agua en la superficie. Según los expertos, estas áreas podrían representar auténticos refugios climáticos, donde las especies sensibles pueden sobrevivir.

"Se pueden considerar reservas marinas para proteger estas áreas, donde 'eliminamos' otros factores que tienen un impacto. Suecia se ha comprometido a establecer varias áreas marinas protegidas nuevas, y Symphony puede ayudar a identificar dónde deberían ubicarse", dicen los autores. "Lo que presentamos en el estudio puede verse como conjeturas informadas basadas en la información que tenemos actualmente. Pero los efectos de un cambio climático claramente deben incorporarse en la planificación marina".

Referencia: Iréne Wåhlström, Linus Hammar, Duncan Hume, Jonas Pålsson, Elin Almroth‐Rosell, Christian Dieterich, Lars Arneborg, Matthias Gröger, Martin Mattsson, Lovisa Zillén Snowball, Gustav Kågesten, Oscar Törnqvist, Emilie Breviere, Sandra‐Esther Brunnabend, Per R. Jonsson. Projected climate change impact on a coastal sea—As significant as all current pressures combined. Global Change Biology, 2022; 28 (17): 5310 DOI: 10.1111/gcb.16312

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo