El océano está cambiando de color por culpa del cambio climático

Para finales de siglo -si no antes-, los océanos del mundo serán más azules y más verdes gracias al clima más cálido.

El cambio de color será casi imperceptible para el ojo humano, pero podría insinuar los profundos cambios que se esperan para la vida marina.

En el corazón de este fenómeno que cambia el color de los océanos se encuentran diminutos microorganismos marinos llamados fitoplancton, que son cruciales para las redes alimentarias de los océanos y para el ciclo global del carbono -y sensibles a la temperatura de las aguas oceánicas-. Debido a la forma en que la luz se refleja en los organismos, las floraciones de estas comunidades de fitoplancton crean patrones coloridos en la superficie del océano.

 

El cambio climático alimentará la floración de fitoplancton en algunas áreas, mientras que la reducirá en otros lugares, lo que llevará a cambios sutiles en la apariencia del océano.

El color del océano varía de verde a azul, según el tipo y la concentración de fitoplancton o algas en cualquier zona. Un océano azul profundo generalmente significa que hay poco fitoplancton. Cuanto más fitoplancton, más verde se ve el agua.

 

Según la NASA, cuando la luz del sol golpea el océano, parte de la luz se refleja directamente, pero la mayor parte penetra en la superficie del océano e interactúa con las moléculas de agua que encuentra. Al observar de cerca los colores del océano, los científicos pueden entender mejor el fitoplancton y cómo impactan el mundo que los rodea.

"El color será una de las primeras señales", afirma Stephanie Dutkiewicz, del Centro para la Ciencia del Cambio Global del MIT y coautora del estudio que recoge la revista Nature Communications. "Podremos ver, no a simple vista sino por los instrumentos, que el color del océano ha cambiado".

 

El fitoplancton vive en la superficie del océano, donde utiliza la luz solar y el dióxido de carbono para hacer la fotosíntesis. Cuando estos organismos mueren, entierran carbono en las profundidades del océano, un proceso crucial que ayuda a regular el clima global.

Pero el fitoplancton es vulnerable a la tendencia actual de calentamiento del océano. Según la NASA, el calentamiento cambia las propiedades clave del océano y puede afectar el crecimiento del fitoplancton, ya que no solo necesitan la luz del sol y el dióxido de carbono para prosperar, sino también los nutrientes.

 

"Se espera que la productividad disminuya porque a medida que las aguas de la superficie se calientan, la columna de agua se estratifica cada vez más; hay menos mezcla vertical para reciclar los nutrientes de las aguas profundas a la superficie", explican.

Varios modelos científicos sugieren que es probable que haya una disminución en la cantidad total de fitoplancton en los océanos con el paso del tiempo.

Los científicos construyeron un modelo climático que proyecta cambios en los océanos, incluidas sus propiedades ópticas, a lo largo del siglo. Y en un mundo que se calienta a 3 grados centígrados, encontró que se producirían múltiples cambios en el color de los océanos.

 

El mundo ya se ha calentado más de 1 grado desde el siglo XIX, y al ritmo actual, los científicos predicen que el calentamiento podría acelerarse en las próximas décadas si las naciones no toman medidas serias para reducir las emisiones de dióxido de carbono.



¿Y por qué importa eso?



Las comunidades de fitoplancton son la base de la red alimenticia y son extremadamente diversas. Si ciertos tipos comienzan a desaparecer del océano "cambiará el tipo de pez que podrá sobrevivir", explican los expertos. Ese tipo de cambios podrían repercutir en la cadena alimentaria.

Cualquier cambio de color en las experiencias oceánicas en las próximas décadas probablemente será demasiado gradual y sutil para que la mayoría de las personas lo note, pero en el mundo científico, podrían significar cambios significativos.

 

"Los cambios están ocurriendo debido al cambio climático. Pasará un tiempo antes de que podamos demostrarlo estadísticamente. Pero el cambio en el color del océano será una de las primeras señales de alerta de que realmente hemos cambiado nuestro planeta", sentencian los expertos.

 

Referencia: Ocean colour signature of climate change. Stephanie Dutkiewicz, Anna E. Hickman, Oliver Jahn, Stephanie Henson, Claudie Beaulieu & Erwan Monier. Nature Communications volume 10, Article number: 578 (2019) DOI: https://doi.org/10.1038/s41467-019-08457-x

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo