El mundo celebra el Día Internacional de los Humedales

El 2 de febrero fue declarado Día Internacional de los Humedales en 1997 para destacar su importancia ecológica y concienciar a la población sobre su cuidado.

El día 2 de febrero se celebra el Día Internacional de los Humedales, definidos como “extensiones de marismas y pantanos o superficies cubiertas de agua, sean estas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces o saladas; incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. Además, se pueden clasificar distintos tipos de humedales como los marinos, los estuarinos, los lacustres, los ribereños y los palustres.

Los humedales juegan un papel clave en el ciclo hidrológico o en el ciclo del carbono, además de contribuir al mantenimiento de la diversidad biológica y cultural. Se trata de uno de los entornos más productivos del mundo y que sirve como cuna para una inmensa diversidad animal y vegetal, además de ser fuente de agua y materiales. Sin embargo, los ecosistemas húmedos son algunos de los más gravemente amenazados del planeta. En España, por ejemplo, en 2011 se estableció que el 60% de la superficie total encharcable había desaparecido en solo 50 años.

Precisamente para asegurar la protección de los humedales y su cuidado, en 1971 se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional con el fin de implementar acciones destinadas a la conservación y el uso racional de estos ecosistemas. Este acuerdo es el más antiguo de todos los tratados intergubernamentales sobre medio ambiente y actualmente cuenta con más de 160 miembros que tratan el manejo del agua y de los ecosistemas. España se adhirió en 1982 y entre los más de medio centenar de humedales españoles incluidos en el convenio destacan el Parque Nacional de Doñana, Tablas de Daimiel, Delta del Ebro y la laguna de Gallocanta.

Cincuenta años de historia

La Convención de Ramsar fue originalmente creada para conservar los humedales como hábitat vital para las aves acuáticas, reconociendo que estas especies pueden atravesar las fronteras en sus migraciones estacionales y, en consecuencia, deben ser consideradas como un recurso internacional. Sin embargo, desde su creación ha ampliado sus miras al apoyar y dar a conocer los distintos beneficios socioeconómicos que los humedales brindan a las personas de todo el planeta.

Más allá incluso de su importancia natural, se debe destacar la relevancia histórica y cultural de estos lugares. Las antiguas civilizaciones surgieron y evolucionaron al borde de los grandes ríos y de los humedales asociados a ellos y gran parte del abundante patrimonio arqueológico y cultural del mundo guarda una estrecha relación con las riquezas naturales de los humedales. Incluso hoy en día, la salvaguarda de mucha gente sigue dependiendo de sus recursos hídricos, alimentarios y de sus múltiples funciones vitales.

Entre sus aliados, la convención colabora de forma especialmente estrecha con cinco grandes organizaciones no gubernamentales a nivel mundial: BirdLife International, International Water Manegment Institute (IWMI), Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Wertlands International y WWF International. Además posee acuerdos de colaboración con la mayoría de las convenciones mundiales sobre medio ambiente e incluso actúa como principal asociado en la ejecución en relación con los humedales para el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

CONTINÚA LEYENDO