El cambio climático aumenta la fragancia de las flores

El olor de las rosas y los lirios ya no es lo que era.

Según Josep Peñuelas, investigador de la Unidad de Ecología Global de la Universidad Autónoma de Barcelona, todo parece indicar que las emisiones de compuestos orgánicos volátiles biogénicos (COVB) por parte de las plantas se han incrementado en un 10 por ciento en los últimos 40 años. Y si las previsiones acerca del cambio climático se cumplen y la temperatura global se eleva 2ºC en las próximas décadas, Peñuelas estima que las emisiones de COVB aumentarán entre un 30 y 40 por ciento. Estas sustancias, además de emitir olor, juegan un papel clave en la reproducción, el metabolismo, la comunicación con otras plantas, y la defensa frente a plagas de insectos y mamíferos herbívoros. En definitiva, ayudarán a las plantas a estar "en constante alerta".

Además, los expertos prevén que el cambio climático hará que se alargue la temporada de crecimiento de algunas especies vegetales, y que otras muchas conquisten latitudes más altas.

Continúa leyendo