El aventurero Antonio de la Rosa conquistará la Antártida en solitario

Será la primera persona que cruce los 3000 km que separan Punta Arenas de Georgia del Sur en solitario a remo, vela y en esquís en condiciones extremas.

El 20 de noviembre comienza la que será la aventura más destacada del año: la Expedición Antártico en solitario. Con el apoyo de American Pistachio Growers, el aventurero español Antonio de la Rosa tratará de cruzar de Chile a la Antártida a remo por el Estrecho de Drake para luego emular al explorador polar, Ernest Henry Shackleton y su Endurance Expedition (1914-17) a vela y en esquís de travesía. Se trata de un recorrido de más de 3.000 km en el que de la Rosa se enfrentará a olas de más de 12 m de altura y unas condiciones extremas de viento y temperatura.

El arriesgado recorrido podrá seguirse en directo en www.antoniodelarosa.net y empezará con la travesía del Cabo de Hornos y el estrecho de Drake hasta la Antártida. “El objetivo de esta aventura polar, explica de la Rosa, “es llegar a Isla Elefante a remo para luego continuar hasta la costa Oeste de Georgia del Sur ayudado por una pequeña vela como hizo el explorador polar anglo-irlandés, Ernest Henry Shackleton, hace más de 100 años y terminar con la travesía esquiando hasta la costa Este. En total van a ser 3.000 km en el lugar más complicado del planeta, con vientos huracanados, olas de 12 metros y temperaturas extremas que serán mis compañeros de viaje durante 30 ó 40 días”, concluye.

Además de las dificultades comentadas de fuertes vientos que podrían alcanzar los 150 km/h, el tamaño de las olas y la temperatura gélida de las aguas, de la Rosa se tendrá que enfrentar a otras posibles complicaciones que pueden darse en su llegada a la Antártida. Hablamos de evitar colisiones con icebergs flotantes, que podrían abrir una vía de agua en la embarcación y tener cuidado con la posible presencia de manadas de orcas, que podrían romper la orza o el timón y dejarle a la deriva de vientos y corrientes sin capacidad de maniobra. La idea es llegar a la Antártida a mediados de diciembre.

La alimentación es un factor muy importante en el éxito o en el fracaso de la expedición. El aventurero dispondrá de comida liofilizada, que solo necesita agua caliente para hidratarse. También llevará encima alimentos naturales como los pistachos americanos, que contienen proteínas completas y un buen perfil nutricional, no necesitan cocción y son biodegradables. “Confío en los pistachos americanos por ser el único fruto seco con proteína completa de origen vegetal, que me aportará la energía necesaria durante las largas horas de remo y, a la vez, me permitirá combatir la fatiga y ayudar a la recuperación física y psíquica del cuerpo. Pues, habrá días remaré entre 20 y 22 horas”, explica de la Rosa.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}