El asno salvaje de Somalia

A pesar de encontrarse en peligro crítico de extinción, desde los zoológicos europeos se están haciendo grandes esfuerzos por conservar sus poblaciones.

El asno que todos conocemos, ese inteligente y dócil équido que tanto se ha empleado como animal de trabajo en el campo, es una subespecie doméstica que desciende originalmente de poblaciones silvestres.

Hasta donde sabemos, había tres subespecies de asnos salvajes. El asno salvaje argelino se extinguió en tiempos del Imperio romano; de las otras subespecies, la situación del asno salvaje nubio es incierta de la única que tenemos seguridad de su existencia en el medio natural es el asno salvaje somalí (Equus africanus somalicus).

Asnos salvajes de Somalia

Asnos salvajes de Somalia

¿Cómo es el asno salvaje de Somalia?

El asno salvaje de Somalia tiene el tamaño, porte y aspecto muy similar al del asno doméstico. El rasgo principal que permite la identificación de esta subespecie silvestre es su patrón de rayas en las patas, semejante al de las cebras, que no está presente en ningún otro asno.

Es un animal de manada temporal. Forma grupos numerosos, durante varios meses, que luego se dispersan. En su estado disgregado, los pequeños grupos estables se reducen a una hembra y su descendencia. Se reproduce una vez cada dos años, la gestación dura de 11 a 14 meses y paren en la estación lluviosa.

La población se distribuye por el nordeste de Etiopía, en las regiones de Afar y Ogaden, en Eritrea, en la región de Dankalia y al oeste de Djibuti. Aunque están catalogadas algunas poblaciones en Somalia, no hay información reciente sobre ellas, y es posible que se hayan extinguido. Su hábitat principal son arbustos y pastizales de carácter árido y semiárido, cubriendo un amplio rango de altitudes que abarcan desde entornos endorreicos por debajo del nivel del mar, como la depresión de Dallol, hasta los 2000 metros.

Asno salvaje de Somalia

Asno salvaje de Somalia

En peligro crítico de extinción

Actualmente, la población censada de asnos de Somalia es de unos 70 individuos, las estimaciones más optimistas indican que podrían ser hasta 600, de los cuales, un tercio de ellos serían maduros. Esta población total se encuentra dividida en varios grupos menores, el más numeroso apenas presenta 17 individuos adultos.

En el año 1977, en el parque nacional Yangudi-Rassa se estimaba una densidad de población de hasta 30 asnos por cada 100 km2. Las estimaciones actuales indican que en el mismo parque los asnos ya están extintos, y que la población global ha disminuido más de un 95 % desde entonces. Sin embargo, aunque la tendencia global parece continuar a la baja, actualmente, en Eritrea la población se mantiene estable y podría empezar a aumentar.

La amenaza principal a la que se enfrenta el asno salvaje de Somalia es la caza con motivos alimentarios y supuestamente medicinales. En algunas tradiciones, se emplea el caldo de huesos de asno como supuesto remedio contra la tuberculosis, el reuma o el dolor de espalda.

A la caza se añade el acceso limitado al agua potable y al forraje. En este aspecto, hay dos motores principales que amenazan las poblaciones de asno salvaje: la competencia con el ganado y el cambio climático, que está causando una desertificación cada vez más acentuada de la zona.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza califica al asno salvaje de Somalia como especie en peligro crítico de extinción. Afortunadamente, existe un plan para tratar de recuperar esta especie antes de que sea demasiado tarde.

Asnos salvajes de Somalia

Asnos salvajes de Somalia

El papel de los parques zoológicos

La Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA, por sus siglas en inglés) gestiona actualmente una serie de programas de recuperación de más de 400 especies en peligro de extinción, una de ellas es el asno salvaje de Somalia. Se trata de programas de conservación ex situ, coordinados y gestionados por distintos parques zoológicos integrantes de la EAZA.

En este programa se incluye la crianza de asnos, algo que el parque zoológico de Basilea, en Suiza ha logrado con mucho éxito, e incluso ha desarrollado un protocolo específico que incluye aspectos clave sobre la gestión, la nutrición y la salud. Muchos otros parques de Europa, incluyendo parques españoles, disponen también de poblaciones de asnos de Somalia, y con frecuencia proporcionan datos o incluso muestras que son muy útiles en estas investigaciones.

En la crianza, es importante que los animales tengan la menor impronta humana posible; a pesar de ello, normalmente no es posible liberarlos en el entorno natural: su crianza en un entorno controlado los hace muy vulnerables e incapaces de desarrollar completamente su comportamiento silvestre.

Sin embargo, los datos que se obtienen de esas investigaciones sí pueden ayudar a conservar las poblaciones naturales, fomentar su crianza e incluso, en un momento dado, aportar individuos reproductores, que enriquezcan la población genética en caso de ser necesario.

Referencias:

EAZA. 2021. EAZA Ex situ Programmes (EEPs). EAZA.

IUCN. 2014. Equus africanus: Moehlman, P.D., Kebede, F. & Yohannes, H.: The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T7949A45170994 [Data set]. International Union for Conservation of Nature. DOI: 10.2305/IUCN.UK.2015-2.RLTS.T7949A45170994.en

Pagan, O. et al. 2009. Husbandry and breeding of Somali wild ass Equus africanus somalicus at Basel Zoo, Switzerland. International Zoo Yearbook, 43(1), 198-211. DOI: 10.1111/j.1748-1090.2008.00072.x

Selwo. 2022. Asno somalí. Selwo Aventura.

Sierra, C. 2022. Colaboración en el programa de protección ex situ del asno salvaje somalí en los parques Selwo [Pers. comm.].

Vary (Álvaro Bayón)

Vary (Álvaro Bayón)

Soy doctor en biología, especializado en especies invasoras. Intento divulgar sobre ciencia y naturaleza mientras lucho férreamente contra las pseudociencias y el pensamiento mágico. Cuando me queda tiempo, cazo pokémon y hago artesanía. Además, soy (un poco) adicto al twitter.

Continúa leyendo