Dos orcas llevan cinco años matando tiburones y comiéndose sus hígados

Dos orcas macho han masacrado a al menos ocho tiburones blancos en aguas de Sudáfrica desde 2017. Los cetáceos se han comido los hígados de todas las víctimas salvo el de una. A algunos de los tiburones muertos, que los científicos encuentran cada cierto tiempo en la playa, les faltaba incluso el corazón.

Babor y Estribor son dos orcas que están sembrando el pánico en las aguas de Sudáfrica. La pareja de cetáceos ha matado a al menos ocho tiburones blancos desde el año 2017 y los científicos sospechan que hay más víctimas que se han perdido entre las aguas. Desgarran a los escualos y se comen sus hígados, a veces también su corazón. Los tiburones blancos están evitando la zona, históricamente bajo su dominio, por miedo al ataque de las orcas.

Esto actos, que nos ponen los pelos de punta, no son raros para las orcas y es que a estos animales se les ha visto matar de todo, desde pequeños peces a grandes tiburones, leones marinos e incluso ballenas azules. Lo que sí es extraño es que las escapadas violentas de dos orcas tengan un impacto tan claro e inmediato en el hábitat, apuntan los autores de un estudio que se ha publicado recientemente en African Journal of Marine Science.

Tiburón blanco muerto
Hennie Otto/Marine Dynamics/Dyer Island Conservation Trust

Los investigadores afirman que los avistamientos de tiburones blancos se han reducido drásticamente en la zona desde que en 2017 Babor y Estribor iniciaron sus correrías. Utilizando una combinación de avistamientos a largo plazo y datos de marcado, los investigadores descubrieron que docenas de tiburones han estado evitando regiones de la costa de Gansbaai cuando las orcas estaban cerca. Los escualos marcados a veces desaparecían durante semanas o meses, abandonando un territorio que, históricamente, ha sido suyo.

"Lo que parece que estamos presenciando es una estrategia de evasión a gran escala, que refleja lo que vemos que utilizan los perros salvajes en el Serengeti, en Tanzania, en respuesta al aumento de la presencia de leones", dijo en un comunicado la autora principal del estudio, Alison Towner, bióloga principal que estudia los tiburones blancos en el Dyer Island Conservation Trust de Sudáfrica. "Cuanto más frecuentan las orcas estos lugares, más tiempo se alejan los tiburones blancos".

La ciudad pesquera de Gansbaai se encuentra a unos 120 kilómetros al este de Ciudad del Cabo. Según los autores del estudio, la presencia en la zona de grandes tiburones blancos durante todo el año la ha convertido en un popular destino para los amantes de estos animales.

Los tiburones blancos, con sus casi cinco metros de longitud y varias filas de hasta 300 dientes, se encuentran entre los principales depredadores acuáticos. Lo que no sabían los escualos de Gansbaai es que en 2015 llegarían a la costa una pareja de orcas macho que lo cambiaría todo.

Las orcas eran fácilmente identificables por sus heridas de guerra. La aleta dorsal de una de ellas se había doblado hacia la derecha, mientras que la de la otra se doblaba hacia la izquierda. Los observadores de ballenas locales les pusieron por ello Babor y Estribor. Casi tan pronto las vieron en Gansbaai, un gran tiburón blanco apareció muerto en la playa.

En ausencia de los tiburones blancos, los tiburones cobrizos (Carcharhinus brachyurus) se están moviendo para ocupar el nicho ecológico vacante. Los tiburones cobrizos son presa de los blancos. Al no haber de estos últimos, las orcas están cazando cobrizos. Y, sobre todo, lo están haciendo con la habilidad de los depredadores que han tenido experiencia en la caza de grandes tiburones, dijeron los investigadores.

"Sin embargo, el equilibrio es crucial en los ecosistemas marinos; por ejemplo, si no hay grandes tiburones blancos que restrinjan el comportamiento de los lobos marinos del Cabo, las focas pueden depredar a los pingüinos africanos, que están en peligro crítico, o competir por los pequeños peces pelágicos que comen. Ese es un impacto descendente, también tenemos presiones tróficas 'ascendentes' por la eliminación extensiva de abulón, que pastorea los bosques de algas por los que estas especies están conectadas", dijo Towner. "En pocas palabras, aunque se trata de una hipótesis por ahora, la presión que puede soportar un ecosistema tiene un límite, y es probable que las repercusiones de la eliminación de tiburones por parte de las orcas tengan un alcance mucho mayor".

¿Y por qué las orcas se están cebando con los tiburones? ¿Y con sus hígados en particular? Resulta que el hígado de los tiburones es muy nutritivo, es enorme y está lleno de grasas y aceites que los escualos usan como combustible para aguantar sus grandes viajes migratorios por el océano. Lo que no se sabe es cómo las orcas se dieron cuenta de todo esto o por qué buscan preferentemente los hígados para nutrirse.

Para dar respuesta a las preguntas anteriores, los científicos especulan sobre la posibilidad de que algunas orcas se estén adaptando para cazar preferentemente tiburones, tal vez como respuesta a la disminución del número de sus presas preferidas. Sin embargo, dado que las poblaciones de tiburones blancos están disminuyendo en todo el mundo, la presión añadida de un depredador eficaz es motivo de preocupación.

"Las orcas se dirigen a los tiburones blancos subadultos, lo que puede afectar aún más a una población de tiburones ya vulnerable debido a su lento crecimiento y a su estrategia vital de maduración tardía", dijo Towner. "El aumento de la vigilancia mediante la ciencia ciudadana (por ejemplo, informes de pescadores, embarcaciones turísticas), así como la continuación de los estudios de seguimiento, ayudarán a recopilar más información sobre cómo estas depredaciones pueden afectar al equilibrio ecológico a largo plazo en estos complejos paisajes marinos costeros".

 

Referencia: Towner AV, et. al. 2022. Fear at the top: killer whale predation drives white shark absence at South Africa’s largest aggregation site. African Journal of Marine Science. DOI: https://doi.org/10.2989/1814232X.2022.2066723

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo