Dinamarca ordena sacrificar los visones tras detectar una mutación de la COVID-19

El miedo a los visones con coronavirus ha hecho que Dinamarca, el mayor productor mundial de visones, decida sacrificar a todos los del país para evitar la propagación de la infección.

visones
iStock

Actualmente se crían más de 15 millones de visones en más de 1.000 granjas en Dinamarca y cientos de granjas han detectado infecciones de SARS-CoV-2 entre sus visones, incluidas más de 200 granjas en Jutlandia, la parte continental de Dinamarca, según la Corporación de Radiodifusión Danesa.

En esta propagación han aparecido nuevas mutaciones genéticas del coronavirus que pueden cambiar o no la forma en que infecta las células o la facilidad con que se propaga; de ahí que las autoridades danesas hayan expresado su preocupación de que, si el virus mutado se propaga entre los humanos, las vacunas COVID-19 actualmente en desarrollo podrían no funcionar tan bien contra la nueva variante.

 

La investigación realizada por el State Serum Institute sugiere que, en las personas infectadas, el virus mutado muestra "una susceptibilidad reducida a los anticuerpos", pero no se han compartido detalles sobre cómo se ha llegado a esa conclusión.

Por el momento, no hay suficiente información para determinar si la variante presenta o no un problema significativo para la población. Por el momento, algunos visones infectados no muestran síntomas evidentes, mientras que otros pueden desarrollar secreción nasal, dificultad para respirar e incluso neumonía, según datos de la revista Science y Dinamarca ha ordenado sacrificar toda la cabaña de visones, que suponen entre 15 y 17 millones de animales, tras el surgimiento de esta mutación que creen podría poner en riesgo la vacuna contra l COVID-19.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo