Descubren un extraño 'tiburón fantasma' en el Pacífico

Este insólito pez fue hallado a más de 1.200 metros bajo el nivel del mar, donde habitan las criaturas de las profundidades.

Un equipo de investigadores ha descubierto un "tiburón fantasma" excepcionalmente raro y recién nacido cerca de la Isla Sur de Nueva Zelanda, según el Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera (NIWA) del país.

El tiburón de aguas profundas recién nacido (de unos 10 centímetros de largo) fue recogido a una profundidad de aproximadamente 1.200 metros en la elevación de Chatham, al este de Nueva Zelanda. Estos tiburones fantasma son parientes cartilaginosos de los tiburones y las rayas. Es un pez sin espinas que también se conoce como quimera. Es translúcido, gelatinoso y coronado con un par de gigantescos ojos negros en su cabeza puntiaguda.

"Se sentó en la palma de mi mano", dijo Brit Finucci, del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda.

Los científicos creen que salió del cascarón justo antes de ser capturado. La quimera recién nacida terminó en la red durante una reciente encuesta de arrastre de NIWA para estimar la población de otro pez local, la merluza de cola.

 


Sumergidos en las profundidades del océano

Estos habitantes de las profundidades marinas se separaron de sus parientes, los tiburones y las rayas, hace unos 300 millones de años. Y, aunque los tiburones fantasmas llevan en las profundidades desde mucho antes que los dinosaurios, sabemos muy poco sobre ellos. Como curiosidad, los machos tienen un órgano sexual retráctil en la cabeza.

“A partir de especies de quimeras mejor estudiadas, sabemos que los juveniles y los adultos pueden tener diferentes requisitos dietéticos y de hábitat. Los juveniles también se ven diferentes a los adultos y tienen patrones de color distintivos. Encontrar este tiburón fantasma nos ayudará a comprender mejor la biología y la ecología de este misterioso grupo de peces de aguas profundas”, aclara Finucci.


Debido a que se ven tan raramente, los expertos dicen que cualquier nuevo descubrimiento ofrece la oportunidad de aprender más sobre ellos.


Los tiburones fantasma son nativos del Pacífico Sudoriental, principalmente alrededor de Australia y Nueva Zelanda, y varias especies solo podemos encontrarlas en estas zonas.


Se necesitarán más pruebas y análisis genéticos para determinar la especie exacta, pues la especie más grande puede alcanzar hasta 1,5 metros de largo.

 

 

 

 


Referencia: Instituto de investigación NIWA en Auckland, Nueva Zelanda.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo