Descubren un enorme río escondido bajo la Antártida

Los científicos temen que podría acelerar la pérdida de hielo de esta región a medida que el cambio climático sigue calentando el planeta.

 

El mundo sigue calentándose a pasos agigantados. Es vox populi que en muchas zonas seguimos, por desgracia, manteniendo temperaturas excesivamente cálidas para esta época del año. Ahora los investigadores deben tener en cuenta algo más: un enorme río que discurre unos 460 kilómetros bajo el hielo; una distancia más larga que el río Támesis que atraviesa Londres (Reino Unido).


"Cuando descubrimos por primera vez lagos debajo del hielo antártico hace un par de décadas, pensamos que estaban aislados unos de otros", comentó Martin Siegert, glaciólogo del Instituto Grantham en el Imperial College de Londres y coautor del nuevo estudio. "Ahora estamos empezando a comprender que hay sistemas completos allí abajo, interconectados por vastas redes fluviales, tal como podrían estar si no hubiera miles de metros de hielo encima de ellos".

Este río bajo la capa de hielo antártica ha sido documentada por primera vez por investigadores del Imperial College London y otras instituciones internacionales y podría estar acelerando la pérdida de hielo a medida que el clima se calienta. Y es que el río afecta significativamente el flujo y el derretimiento del hielo en el continente.

"Podríamos estar subestimando enormemente la rapidez con la que se derretirá el sistema si no tenemos en cuenta la influencia de estos sistemas fluviales", dijo la investigadora principal, Christine Dow, de la Universidad de Waterloo en su estudio publicado en la revista Nature.

 


Datos preocupantes


Los investigadores detrás del descubrimiento utilizaron una combinación de sondeos de radar aerotransportados que pueden mirar a través del hielo, además de modelos de flujo de agua. La gran área bajo examen incluye hielo de las capas de hielo del este y oeste en la Antártida, con agua que se escurre hacia el mar de Weddell dentro del océano Antártico.

"La región en la que se basa este estudio tiene suficiente hielo para elevar el nivel del mar a nivel mundial en 4,3 metros si se derritiera por completo", comenta Siegert. "La cantidad de este hielo que se derrite, y la rapidez con la que se derrite, está relacionada con lo resbaladiza que es la base del hielo. El sistema fluvial recién descubierto podría influir fuertemente en este proceso".

Este estudio demuestra que en la Antártida se está derritiendo lo suficiente en la base de las capas de hielo como para que se formen ríos. No es una buena noticia, pues estos canales de agua dulce a alta presión pueden, a su vez, acelerar el proceso de derretimiento del hielo a medida que la base del glaciar se vuelve menos estable.

El sistema fluvial se asienta bajo cuatro masas de hielo que fluyen lentamente: Institute Ice Stream, Mӧller Ice Stream, Support Force Glacier y Foundation Ice Stream/Academy Glacier, que son vulnerables a la inestabilidad si sus fronteras se retiran hacia el interior.


El hielo fracturado más delgado puede derretirse más rápidamente debido a la fricción del hielo que se muele a lo largo de la roca, trayendo más agua al sistema fluvial bajo el hielo y acelerando aún más si cabe el derretimiento de la plataforma de hielo.


El hecho de que no se haya descubierto durante tanto tiempo muestra lo poco que sabemos sobre el continente, apuntan los expertos.

El sistema fluvial podría afectar la forma en que el cambio climático afecta a la región y deberá tenerse en cuenta en futuros modelos y predicciones. Todos estos factores pueden conducir a bucles de retroalimentación en los que el derretimiento adicional crea tasas de pérdida de hielo aún más rápidas. El equipo busca ahora recopilar más datos sobre todos estos mecanismos a partir de encuestas para aplicar sus modelos a otras regiones y proporcionar una mejor comprensión de cómo una Antártida cambiante podría cambiar el planeta.

"Solo sabiendo por qué se está perdiendo hielo podemos hacer modelos y predicciones de cómo reaccionará el hielo en el futuro bajo un mayor calentamiento global, y cuánto podría aumentar esto los niveles globales del mar", concluyen.

Referencia: Dow, C.F., Ross, N., Jeofry, H. et al. Antarctic basal environment shaped by high-pressure flow through a subglacial river system. Nat. Geosci. (2022). DOI: https://doi.org/10.1038/s41561-022-01059-1

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo