Descubren un antiguo lago extinto bajo el hielo de Groenlandia

Estaba sepultado a más de 1 kilómetro de profundidad cubierto por una capa de hielo de 1,8 kilómetros de grosor.

lago-extinto
iStock

Un equipo de científicos del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia ha descubierto un antiguo lecho de lago enterrado bajo más de un kilómetro de hielo que puede contener secretos sobre el clima pasado de Groenlandia. El análisis geomorfológico y el modelado hidrológico indican que la cuenca albergó una vez un lago con una superficie de hasta 7.100 kilómetros cuadrados y un volumen de hasta 580 km cúbicos. El lago se formó cuando el noroeste de Groenlandia estaba libre de hielo, en algún momento de la historia de la Tierra hace cientos de miles o incluso millones de años y puede contener rastros fósiles y químicos únicos de climas y vidas pasadas.

 


Importante para el futuro

Dado el rápido derretimiento de Groenlandia en la actualidad, el lago podría revelar algo sobre el futuro del Ártico a medida que se reducen los casquetes polares. "Este podría ser un depósito importante de información, en un paisaje que en este momento está totalmente oculto e inaccesible", comentó Guy Paxman, líder del trabajo que publica la revista Earth and Planetary Science Letters. "Estamos trabajando para intentar comprender cómo se ha comportado la capa de hielo de Groenlandia en el pasado. Es importante si queremos comprender cómo se comportará en las próximas décadas". Recordemos que la capa de hielo, que se ha estado derritiendo a un ritmo acelerado en los últimos años, contiene suficiente agua para elevar el nivel global del mar más de 7 metros.

Este lecho de lago fósil nunca había sido observado por la ciencia en esta parte del mundo y sabemos que la colosal capa de hielo de Groenlandia está repleta de misterios ocultos bajo su piel helada mientras no deja de perder masa a un ritmo alarmante en un mundo en constante calentamiento.

 

lago-extinto2
Paxman et al.

Los investigadores trazaron un mapa del lecho del lago analizando datos de instrumentos geofísicos en el aire que pueden leer señales que penetran en el hielo y proporcionar imágenes de las estructuras geológicas que hay por debajo. La mayoría de los datos provienen de aviones que vuelan a baja altitud sobre la capa de hielo como parte de la Operación IceBridge de la NASA.

Este extinto lago lleva seco durante mucho tiempo y actualmente está lleno de eones de relleno sedimentario, roca suelta de hasta 1,2 kilómetros de espesor y cubierta por 1,8 kilómetros adicionales de hielo (un sello de hielo). Los investigadores calculan que la profundidad del agua en el antiguo lago osciló entre 50 y 250 metros y es la primera vez que se descubre este tipo de característica subglacial en nuestro planeta.

 


La evidencia no es concluyente


El lago pudo haberse formado cuando una antigua falla separó la Tierra, creando una depresión o puede haber sido una cuenca excavada por un glaciar en retirada, apuntan.


Según los investigadores, para que el sedimento se acumule de una manera tan sustancial, debe haber habido largos períodos de tiempo sin hielo. Perforar hasta llegar al sedimento y analizarlo podría darnos más información sobre el patrón de derretimiento del hielo que tuvo lugar hace tantos años. Un sedimento como este puede contener una variedad de materiales que nos pueden mostrar el clima en el momento del asentamiento, e incluso datos sobre la fauna local.


"La cuenca puede ser un sitio importante para futuras perforaciones bajo el hielo y la recuperación de registros de sedimentos que pueden proporcionar información valiosa sobre la historia glacial, climatológica y ambiental de la región", concluyen los científicos.


No hay planes actuales para perforar el lecho del lago, pero tal hazaña sería posible.

 

 

Referencia: Guy J.G. Paxman et al. A fault-bounded palaeo-lake basin preserved beneath the Greenland Ice Sheet. Earth and Planetary Science Letters, published online October 28, 2020; doi: 10.1016/j.epsl.2020.116647

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo