Descubren seis nuevos coronavirus en murciélagos

Los coronavirus descubiertos no están estrechamente relacionados ni con el SARS CoV-1, el MERS-CoV o el SARS-CoV-2, este último el causante de la actual pandemia.

Murciélago
iStock

Un grupo de investigadores del Programa de Salud Mundial del Instituto Smithsoniano ha descubierto la existencia de seis nuevos coronavirus en murciélagos. Estos coronavirusno están relacionados con el SARS-CoV-2, que es el que provoca la COVID-19. Tampoco con otros como el SARS CoV-1 y el MERS-CoV.

El estudio, que ha sido publicado en PLOS ONE, es fruto de un trabajo de biovigilancia realizado en Myanmar que se enmarca en el proyecto Predict. Esta iniciativa, financiada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, en sus siglas en inglés), tiene como objetivo conocer y vigilar qué patógenos pueden pasar de los animales a los seres humanos.

Los científicos centraron su trabajo en aquellos sitios de Myanmar en los que los humanos tienen más probabilidades de estar en contacto con la vida salvaje local. Desde mayo de 2016 hasta agosto de 2018 recogieron más de 750 muestras de saliva y de heces de murciélagos de la zona. Lo que encontraron fueron seis coronavirus desconocidos y uno que, aunque se había encontrado en el sudeste asiático, no se había dado en Myanmar. Los expertos creen que en los murciélagos se pueden dar miles de coronavirus pero que muchos de ellos no han sido descubiertos.

"Las pandemias virales nos recuerdan lo estrechamente que la salud humana está conectada con la salud de la vida silvestre y el medio ambiente", dijo Marc Valitutto, ex veterinario de vida silvestre del Programa de Salud Global del Instituto Smithsoniano y autor principal del estudio. "En todo el mundo, los humanos están interactuando con la vida silvestre con una frecuencia cada vez mayor, así que cuanto más entendamos sobre estos virus en los animales, lo que les permite mutar y cómo se propagan a otras especies, mejor podremos reducir su potencial pandémico".

Los autores del presente estudio dicen que estos hallazgos subrayan la importancia de la vigilancia de las enfermedades zoonóticas (pueden transmitirse entre animales y seres humanos) tal y como se producen en la fauna salvaje. Los resultados servirán de guía para la futura vigilancia de las poblaciones de murciélagos a fin de detectar mejor las posibles amenazas virales para la salud pública.

Aunque ahora está en boca de todos, los coronavirus no son algo nuevo y antes ya han causado enfermedades graves en humanos. El MERS-Cov es un coronavirus que produce el conocido como síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), detectado por vez primera en 2012 en Arabia Saudí. El SARS CoV-1, por su parte, es un coronavirus que produce una grave enfermedad respiratoria (SARS) y que en 2003 protagonizó un brote a nivel global. Asia informó sobre él en febrero de 2003. A los pocos meses, la enfermedad ya había aterrizado en Norteamérica, Sudamérica, Europa y Asia. La OMS cifró en 8 098 el número de enfermos y el fallecimiento de 774 personas en todo el mundo por SARS ese año. Coronavirus son también los causantes del resfriado común.

"Muchos coronavirus pueden no suponer un riesgo para las personas, pero cuando identificamos estas enfermedades tempranamente en los animales, en la fuente, tenemos una valiosa oportunidad de investigar la amenaza potencial", dijo Suzan Murray, directora del Programa de Salud Global del Instituto Smithsoniano y coautora del estudio. "La vigilancia, la investigación y la educación son las mejores herramientas que tenemos para prevenir las pandemias antes de que ocurran".

 

Referencias: Marc T. Valitutto et al. Detection of novel coronaviruses in bats in Myanmar, PLOS ONE (2020). DOI: 10.1371/journal.pone.0230802

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo