Descubren seis especies de ranas diminutas

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge ha descubierto seis especies de ranas diminutas, del tamaño de la uña del pulgar, en los bosques de México. Una de las ranas encontradas ha sido nombrada la rana más pequeña de México.

Las seis especies de ranas que se han encontrado en los bosques de México son más pequeñas que una moneda británica de un penique, que mide unos 15 mm de longitud, cuando están completamente desarrolladas. Los machos adultos de la más pequeña de las especies, llamada Craugastor candelariensis, miden solo 13 mm.

Estas ranas son muy especiales y no solo por su diminuto tamaño. Las especies descubiertas tienen la peculiaridad de nacer de los huevos totalmente formadas, no como renacuajos, sino como ranas en miniatura. Debido a esta característica, a estas ranas se las conoce como ranas de “desarrollo directo”.

Rana sobre una moneda
Jeffrey W Streicher, The Natural History Museum, London

"Con millones de estas ranas viviendo en la hojarasca, creemos que es probable que desempeñen un papel enormemente importante en el ecosistema como fuente de alimento para todo lo demás, desde los lagartos hasta las aves depredadoras", dijo Tom Jameson, investigador del Departamento de Zoología y del Museo Universitario de Zoología de la Universidad de Cambridge, que dirigió el estudio que se ha publicado en la revista Herpetological Monographs.

"Hasta ahora estas nuevas especies habían pasado desapercibidas porque son pequeñas y marrones y se parecen mucho a otras ranas", dijo Tom Jameson. "Su estilo de vida es absolutamente fascinante", añadió. "Estas ranas viven en la oscura y húmeda hojarasca de los bosques, que es como un mundo secreto: no sabemos realmente nada de lo que ocurre allí. No entendemos su comportamiento, cómo se socializan o cómo se reproducen".

El estudio consistió en reunir casi 500 especímenes de rana de museos de todo el mundo, que habían sido recogidos en México, y utilizar nuevos métodos para clasificar las relaciones entre ellos.

Mediante la secuenciación del ADN, el equipo clasificó las ranas en grupos en función de la similitud de sus genes. A continuación, se utilizó la tomografía computarizada para crear modelos en 3D de los esqueletos de los animales, de modo que pudieran compararse los detalles físicos. Estas dos líneas de evidencia muy diferentes revelaron seis nuevas especies de ranas.

"Las ranas del grupo conocido como Craugastor son muy difíciles de distinguir, por lo que los científicos sospechan desde hace tiempo que pueden existir más especies. Estamos muy contentos de haber descubierto seis nuevas especies de Craugastor que son completamente nuevas para la ciencia", dijo Jameson.

Las nuevas especies se han denominado Craugastor bitonium, Craugastor candelariensis, Craugastor cueyatl, Craugastor polaclavus, Craugastor portilloensis y Craugastor rubinus. Jameson está especialmente satisfecho con el nombre cueyatl: significa "rana" en la lengua indígena, el náhuatl, que se habla en el valle de México donde se encontró esta especie."Elegimos el nombre de cueyatl en honor a la rica historia humana del valle de México y a la población local, que probablemente conoce a estas ranas desde hace mucho más tiempo que nosotros", afirma.

Conocidas como "microendémicas", algunas de las ranas recién descubiertas pueden aparecer solo en una pequeña zona, como la cima de una colina en cierta parte de México. Esto las hace increíblemente vulnerables. "Llamamos a Craugastor rubinus por las minas de granate de la ladera donde se encuentran", explica Jameson. "Lamentablemente, bastará con la ampliación de una mina para que estas ranas desaparezcan".

La pérdida de hábitat también puede ser consecuencia del cambio climático. Además, las ranas están amenazadas por una enfermedad fúngica mortal, la quitridiomicosis, que está acabando con las poblaciones de anfibios en todo el mundo.

Los investigadores tienen la esperanza de que sus pequeñas ranas tengan futuro. Han identificado áreas protegidas clave en todo México donde viven las seis nuevas especies, y ahora esperan trabajar con el gobierno y las ONG de México para conectar estas áreas. "Estas ranas pueden desempeñar un papel muy importante en el ecosistema forestal", afirma Jameson. "Tenemos que asegurarnos de que no desaparezcan del mapa porque nadie sabe que están ahí".

Jameson cree que probablemente haya muchas más especies de rana Craugastor por descubrir, simplemente porque nadie se ha puesto a buscarlas. "Hemos mirado los mapas de los lugares a los que fueron las expediciones originales en busca de ranas en México, y hemos encontrado valles enteros y sistemas fluviales a los que nadie fue", dijo. "Como las ranas diminutas viven en zonas minúsculas, podemos estar bastante seguros de que hay un montón de otras especies sin descubrir allí: todo lo que tenemos que hacer es ir a buscarlas".

En el estudio han participado investigadores de la Universidad de Cambridge, del Museo de Historia Natural de Londres y de la Universidad de Texas en Arlington.

 

Referencia: Jameson, T. et al. 2022. Miniaturization in Direct-Developing Frogs from Mexico with the Description of Six New Species. Herpetological Monographs. DOI: https://doi.org/10.1655/0733-1347-36.1.1

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo