Descubren que los vampiros salen en pandilla a buscar sangre

Un curioso estudio demuestra el fuerte comportamiento social de los murciélagos vampiro: aquellos que tienen algún tipo de vínculo social, se reúnen y coordinan en sus salidas nocturnas para alimentarse.

vampiros
Simon Ripperger, CC BY 4.0

Un artículo que se publica en la revista Plos One revela que, durante sus salidas nocturnas para buscar alimento, las hembras de vampiro común (Desmodus rotundus), se encuentran con otras compañeras con las que tienen un vínculo social estrecho. Aunque ya se conocían comportamientos de cooperación social de esta especie, todos habían sido observados en cautividad o dentro de los dormideros, pero por primera vez se ha documentado también lo que tiene lugar en el exterior.

“Todo lo que se había estudiado sobre los vampiros comunes se había centrado en lo que sucede dentro ‘de casa’, pero queríamos saber si estas relaciones sociales cumplen con alguna función fuera del dormidero”, explica Gerald Carter, investigador en la Universidad Estatal de Ohio.

Los murciélagos vampiro se posan juntos en los árboles donde se los puede observar acicalándose unos a otros e, incluso, compartiendo comidas de sangre regurgitadas con sus compañeros. Investigaciones previas han demostrado que este comportamiento cooperativo está dirigido a parientes cercanos e interlocutores sociales. Para investigar si los lazos sociales de los murciélagos también influyen en su comportamiento de búsqueda de alimento, los investigadores conectaron pequeños sensores de proximidad a 50 murciélagos vampiros comunes, incluidos 27 murciélagos salvajes y 23 que habían estado cautivos durante casi dos años, antes de liberarlos nuevamente en su refugio salvaje en un pastizal de ganado en Tolé, Panamá.

Los resultados revelaron que, aunque los murciélagos marcados solían abandonar sus refugios (generalmente árboles huecos) en solitario, era muy frecuente que las hembras con algún tipo vínculo social se reunieran en el exterior. Además, los animales que se habían asociado con más compañeros dentro también se reunían con más amigos durante sus salidas.

La unión hace la fuerza

Los hallazgos sugieren que "hacer amigos" en el dormidero podría crear más interdependencia entre los murciélagos vampiro socialmente vinculados, lo que significa que podrían beneficiarse del éxito de los demás para obtener alimentos de sangre y unir fuerzas cuando compitan con otros grupos de murciélagos por los recursos alimenticios.

Los datos de seguimiento se complementaron con grabaciones de vídeo y audio con las salidas de los murciélagos. En algunas grabaciones se veían murciélagos agrupados en torno a una vaca y bebiendo de diferentes heridas, mientras que otros peleaban por el acceso a los alimentos. También se grabaron distintas voces que probablemente estén asociadas con la búsqueda de comida.

Los autores plantean la hipótesis de que los murciélagos puedan reunirse con socios de confianza durante los viajes de búsqueda de alimento para compartir información sobre los huéspedes o el acceso a una herida abierta. Especulan que esta colaboración podría ahorrar el tiempo y el esfuerzo necesarios para seleccionar y atacar a sus presas. Según los investigadores, las denominadas ‘llamadas de barrido descendente’, que son similares a las llamadas de contacto utilizadas para reconocer a los compañeros en el dormidero, también pueden ayudar a los murciélagos a identificar amigos y enemigos cuando están de caza.

Los investigadores añaden: "¿Hasta dónde llega la ‘amistad’? Demostramos que los lazos sociales de los murciélagos vampiros no se limitan a acicalarse y compartir la comida en el refugio, sino que los individuos vinculados incluso cazan juntos, destacando la complejidad de sus relaciones sociales”.

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo