¿De dónde vienen los gatos salvajes australianos?

Los gatos que se encuentran en las islas que rodean Australia podrían haber sido introducidos en el siglo XIX.

gato salvaje
Pixabay.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Koblenz-Landau (Alemania), ha descubierto que los gatos australianos descienden de los que trajeron los colonos europeos. Así, los gatos salvajes que se encuentran en las islas que rodean Australia podrían haber sido introducidos en el siglo XIX. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista Evolutionary Biology. 

El misterio de los gatos australianos

Los gatos salvajes (gatos que viven en libertad e independientes de los seres humanos, pero que descienden de aquellos que sí dependían de los humanos) han establecido poblaciones invasoras en grandes áreas geográficas de Australia. Sin embargo, hasta ahora no se sabía cómo habían llegado a Australia.

Los gatos solían transportarse en veleros como medio para controlar roedores o como mascota. Ahora, esta nueva teoría sugiere que los gatos llegaron a Australia con exploradores europeos a finales del siglo XVIII. Otra hipótesis es que los gatos acompañaban a los pescadores malasios alrededor de 1650.

Desarrollo del estudio

Para llevar a cabo la investigación, los científicos analizaron el ADN mitocondrial y los microsatélites (secuencias cortas de ADN repetidas) de 266 gatos salvajes australianos para explorar su historia evolutiva y patrones de dispersión. 

También analizaron muestras de seis lugares continentales y siete insulares. El análisis concluyó que la fuente primaria (más probable) de los gatos salvajes en Australia son los gatos que llegaron de Europa en el siglo XIX. Además, también encontraron evidencia de una introducción secundaria perteneciente al sudeste asiático, si bien estas poblaciones no eran estables. 

gato callejero
Pixabay.

Transporte de especies

El transporte de una especie desde su hábitat natural a una nueva zona puede tener un efecto dañino en el entorno, ya que puede tener un impacto en las especies nativas debido a la depredación, la competencia por la comida o la transmisión de enfermedades. 

De hecho, más de 100 especies nativas de Australia se encuentran actualmente amenazadas por los gatos salvajes, y los esfuerzos para reintroducir especies amenazadas en diferentes zonas de Australia no han tenido éxito debido a la depredación de estos gatos.

"El estudio determina un marco de tiempo específico para la llegada de los gatos a Australia, lo que permite vincular el momento de la introducción de los gatos con el declive y la extinción de varias especies nativas”, explicó Katrin Koch, autora principal del estudio.

Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo