¿Cuál es el lugar más peligroso del océano?

Se conoce como 'Pasaje de Drake' y es una de las zonas más hostiles y complicadas de navegar de todo el planeta. ¿Dónde se encuentra?

 

El Pasaje de Drake o Paso Drake conecta la Antártida con el resto del mundo: es un pasaje marítimo gigantesco que ha sido atravesado por muchos de los exploradores más famosos del planeta.

 


¿Se llama así por el explorador británico sir Francis Drake?

Su descubridor fue el navegante español Francisco de Hoces quien lo descubrió y atravesó en 1536 durante la expedición a las Molucas de García Jofre de Loaísa. Es el motivo por el que en el mundo hispanohablante, este paso se denomina “Mar de Hoces” y no Pasaje de Drake. ¿De dónde viene la confusión entonces? Resulta que el explorador británico Francis Drake lo cruzó sí, pero sesenta años después. Drake se dio cuenta de que podría haber una conexión entre los océanos Atlántico y Pacífico tras pasar por el Estrecho de Magallanes en 1578. Fue cuando descubrieron lo que pasaría a llamarse Pasaje de Drake. Sin embargo, a pesar de ser una denominación posterior, es más conocido por este último nombre que como Mar de Hoces.

 


Aguas turbulentas

Esta vía fluvial tiene 1 000 kilómetros de ancho y conecta los océanos Atlántico y Pacífico entre el Cabo de Hornos (el punto más austral de América del Sur) y las Islas Shetland del Sur, situadas a unos 160 km al norte de la península antártica. Es una zona de transición climática que separa las condiciones subpolares frías y húmedas de Tierra del Fuego y las gélidas regiones polares de la Antártida, de ahí que sus aguas sean consideradas las más peligrosas o tormentosas del planeta. Conforma una convergencia masiva de olas, viento y corrientes. La región es muy dinámica y se pueden formar ciclones en el Pacífico cálido antes de ser arrastrados hacia el Pasaje de Drake. Las olas pueden alcanzar los 9-12 metros de alto.

Hay que tener en cuenta, además, que el Pasaje de Drake también es un cuerpo de agua muy profundo, con una profundidad promedio de 3 400 metros y una profundidad máxima de 4 800 metros alrededor de los límites sur y norte del Pasaje.


El Pasaje restringe la Corriente Circumpolar Antártica (ACC) a una región geográfica estrecha, lo que lo convierte en el mejor lugar para medir las propiedades de la ACC.

Antes del Canal de Panamá

En la época en la que el comercio se movía a base de barcos, este transporte y su tripulación tenían que superar arduas pruebas para atravesar con éxito los mares tormentosos y las condiciones heladas del clima. Es una travesía muy peligrosa (ni qué decir para los veleros de madera de la época).

Y es que, a pesar de las dificultades que implicaba navegar por él, este lugar demostró ser una parte importante de las futuras rutas comerciales internacionales en el siglo XIX y principios del XX, antes de la apertura del Canal de Panamá en 1914.

Como hemos comentado, aunque el Pasaje de Drake está situado en una de las partes más remotas del mundo, es una de las principales formas de llegar a la Antártida. En general, aunque los barcos modernos pueden cruzar la región de forma segura, el viaje dura aproximadamente 36 horas desde Ushuaia, Argentina (la ciudad más austral del mundo) y la experiencia de experimentar su navegación como los mayores exploradores de la historia, sigue siendo un reto ambicioso y deseado por muchos amantes del mar.

Como curiosidad, las aguas del Pasaje de Drake son ricas en plancton y krill, una fuente de alimento esencial para las ballenas azules y de aleta, los calamares, los pingüinos emperador y las focas cangrejeras.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo