¿Cuál es el incendio forestal más antiguo que se haya registrado?

Un nuevo estudio publicado en la revista 'Geology' apunta que los incendios forestales más antiguos sucedieron hace 430 millones de años, en el Silúrico. Los investigadores han encontrado evidencias de ello en Gales y en Polonia.

Cuando llega el verano es cuando más se habla de ellos y es que día sí, día también, son los tristes protagonistas de las noticias. Sin embargo, los incendios forestales y el fuego están presentes en nuestro planeta desde hace millones de años, mucho antes de que apareciéramos en escena los humanos. Un grupo de investigadores liderados por Ian Glasspool, del Colby College, en Estados Unidos, ha encontrado en Gales (Reino Unido) y Polonia evidencias de los incendios más antiguos que se hayan registrado. Habrían tenido lugar hace 430 millones de años, en el Silúrico.

Para que se produzca un incendio forestal tienen que darse tres circunstancias: la existencia de una fuente de combustible, una fuente de ignición y una cantidad de oxígeno atmosférico suficiente, apunta el experto. Parece ser que en el Silúrico existía una cantidad suficiente de vegetación que habría facilitado la propagación de los incendios. Los rastros de carbón que se han encontrado coinciden en el tiempo con la aparición de los primeros fósiles de plantas terrestres. Entonces, “tan pronto como hubo combustible, hubo un incendio forestal casi al instante”, dice el investigador.

Incendio forestal
iStock

Las plantas del Silúrico

Las plantas que existieron hace 430 millones de años no se parecieron en nada a las que conviven hoy con nosotros. En vez de árboles, flores y pastos, la vegetación consistía en plantas planas de unos dos o tres centímetros de altura. También se daban algunas plantas que nos habrían llegado a la cintura o a la rodilla, pero eran menos frecuentes. Desafiando la norma, en el Silúrico existió un hongo llamado Prototaxites que habría alcanzado los 9 metros de altura. El hongo habría necesitado agua para vivir y lo más seguro es que no se hubiera encontrado en zonas estacionalmente secas.

Volviendo a los ingredientes necesarios para que se produzca un incendio forestal, el nivel de oxígeno atmosférico. Con respecto a esto, la publicación apunta que los experimentos de quema modernos indican que si hay menos del 16 % de oxígeno en la atmósfera es poco probable que el fuego se propague. “Si cae por debajo de ese nivel, puede iniciar un incendio, pero no se propagará”, dice Glasspool.

Se cree que en el Silúrico se alcanzaron niveles de oxígeno atmosférico equivalentes o incluso superiores a los existentes hoy, que representan un 21 % de los gases de la atmósfera de la Tierra, porque aumentó la fotosíntesis de las plantas.

De todo lo anterior, los científicos creen que durante el Silúrico los incendios forestales habrían sido fenómenos globales e importantes. De hecho, habrían jugado un papel importante en el movimiento de sedimentos y en el ciclo del carbono y el fósforo.

Los hallazgos actuales hacen retroceder diez millones de años los incendios más antiguos de los que se tiene constancia.

 

Fuente: Glasspol, I.J., Gastalado, R. A. 2022. Silurian wildfire proxies and atmospheric oxygen. Geology. DOI: https://doi.org/10.1130/G50193.1

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo