¿Cuál es el animal más rápido del mundo?

No es un mamífero ni un animal que podamos ver a simple vista. El animal más rápido del mundo es un tipo de ácaro, concretamente el 'Paratarsotomus macropalpis'.

acaro-velocidad

 

No es un mamífero ni un animal que podamos ver a simple vista debido a su pequeño tamaño. El animal más rápido del mundo es un tipo de ácaro, concretamente el Paratarsotomus macropalpis.

Este ácaro, con un tamaño similar al de una semilla de sésamo, puede moverse a 322 longitudes de cuerpo por segundo (medida de la velocidad que refleja la rapidez con que un animal se mueve en relación con su tamaño corporal), lo que equivaldría en un ser humano a 2.092 kilómetros por hora, casi 1,9 la velocidad del sonido.

El descubrimiento fue posible gracias a la investigación de un estudiante de la Universidad de California que pasó todo un verano persiguiendo ácaros, logrando capturar recientemente este hallazgo con una cámara de sólo 10 centímetros de diámetro y de alta velocidad, para grabar los sprints de los ácaros, tanto en laboratorio como en su entorno natural.

 

 

El anterior poseedor del récord a animal más veloz del mundo era el escarabajo tigre australiano, que alcanza un total de 171 longitudes de cuerpo por segundo. Este escarabajo es s capaz de desplazarse a de 2,5 metros por segundo, lo que equivaldría a que un humano de 1,80 metros corriese a 810 kilómetros por hora. ¿Este superpoder tiene alguna pega? Así es: debe detenerse continuamente en su trayectoria para enfocar en busca de posibles presas, dado que sus ojos no pueden recibir la cantidad de fotones necesarios para enfocarlas.

 

De hecho, existen otros animales que también baten récords por su rapidez, aunque son de mayor tamaño que los mencionados. Es el caso del basilisco común de Sudamérica, que es capaz de recorrer en dos patas 4,5 a 1,5 metros por segundo antes de hundirse en el agua. Por ello, curiosamente, también se lo conoce como lagarto Jesucristo.

Y hablando de velocidad, se ha medido incluso la de la  tortuga más rápida; algunos ejemplares de estos animales, conocidos por su parsimonia a la hora de moverse, debido a su compleja esctructura corporal, pueden ser bastante más veloces por sí mismos que otros individuos de su misma especie. Es el caso de Bertie, que se la conocer como la tortuga más rápida del mundo, capaz de avanzar. 0,28 metros por segundo, y que fue reconocida como tal por el Libro Guiness de los Récords.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

Otros animales de récord

En el reino animal existen otros récords curiosos. Por ejemplo, el mayor carnívoro terrestre no es otro que el oso polar, que puede llegar a pesar entre 400 y 600 kg.

Y también hay falsas creencias respecto a los récords animales. Es el caso de la expresión 'memoria de elefante'. Sin embargo, cuando hablamos de memoria a largo plazo, los delfines superan con creces a los elefantes. Un estudio de la Universidad de Chicago (EE.UU.) concluía que estos mamíferos acuáticos tienen la memoria social más duradera jamás registrada en especies animales: son capaces de recordar y reconocer el silbido característico de otro delfín con el que han convivido después de que hayan transcurrido más de 20 años sin escucharlo.