¿Conoces las redes alimentarias acuáticas?

Las algas y el fitoplancton son la base de las redes alimentarias acuáticas.

ballena en el mar
iStock.

Las redes alimentarias (o tróficas) muestran quién se come a quien en la comunidad ecológica. Así, las redes alimenticias (que están hechas de cadenas alimenticias interconectadas) nos ayudan a comprender los cambios en los ecosistemas. Por ejemplo, la desaparición de un depredador superior afecta a muchas especies diferentes, tanto directa como indirectamente.

Las algas y el fitoplancton son la base de las redes alimentarias acuáticas. Son el alimento de consumidores primarios, como peces pequeños y crustáceos. Los consumidores primarios, a su vez, son devorados por peces de mayor tamaño, como los tiburones, las ballenas barbadas o incluso los corales. Así, los principales depredadores del océano son tibores de gran tamaño, peces picudos, delfines, ballenas dentadas y focas grandes. Finalmente nos encontramos nosotros, los seres humanos, en la cúspide de toda esta red.

Productores

Los productores primarios, como las bacterias, el fitoplancton y las algas, formal el nivel trófico más bajo. Es decir, son la base de la red alimentaria acuática. Los productores primarios consiguen su propia energía sin necesidad de comer. Muchos realizan la fotosíntesis, empleando la energía del Sol para producir carbohidratos. No obstante, algunos productores primarios son capaces de crear energía sin luz solar a través de un proceso denominado quimiosíntesis.

fondo marino
iStock.

Depredadores

Algunos zooplancton, entre los que se incluyen los copépodos, rotíferos y algunas larvas de peces e invertebrados, son herbívoros y se desplazan por el agua a la deriva. Los animales más grandes, como los caracoles marinos, peces, reptiles y mamíferos se alimentan de algas. Por otro lado, entre los animales que se alimentan por filtración (es decir, que se alimentan de plancton y detritos directamente del agua) se encuentran los gusanos de tubo, las esponjas, los bivalvos e incluso las ballenas barbadas y mantarrayas.

Los depredadores, en cambio, se alimentan de otros animales. Hay muchos tipos de depredadores que se alimentan de una gran variedad de presas. Así, los depredadores de emboscada como algunos pulpos, algunas anguilas y el pez escorpión, suelen capturar a sus presas escondiéndose y atacando por sorpresa.

A los animales que tienen pocos depredadores o que no tienen ninguno se les denomina depredadores superiores. Entre ellos se encuentran las orcas, focas leopardo, tiburones grandes, estrellas de mar girasol y otras especies migratorias.

Carroñeros

Cuando un animal muere sin ser comido este se hunde hasta el fondo, donde puede ser devorado por los carroñeros que viven en el fondo marino (como los cangrejos y langostas). El material orgánico que queda es descompuesto por bacterias, y los desechos resultantes se convierten en nutrientes para los productores. Por eso, cuando una ballena muere, esta se convierte en una fuente de alimento para todo un ecosistema.

Alimentadores oportunistas

Algunos consumidores se alimentan de manera oportunista, por lo que pueden comer en cualquier parte de la red alimentaria. De hecho, pueden ser una combinación de cualquiera de los tipos mencionados, y a veces incluso se comen entre ellos.

También te puede interesar:

Continúa leyendo