Cómo evitar las picaduras de insectos mientras duermes

Cambiar las sábanas con regularidad evita que los insectos entren en tu cama y te piquen por la noche.

Picadura
Pixabay.

Con la entrada de la primavera y el buen tiempo también llegan los insectos, especialmente si vives en una zona rural. Por ello, si sueles dormir con la ventana abierta, es posible que te piquen los mosquitos por la noche. O, por el contrario, puede que no te hayan picado todavía pero que quieras tomar medidas preventivas. En cualquier caso, aunque es complicado evitar completamente a los insectos, es posible mantenerlos alejados de casa. ¡Toma nota y evita las molestas picaduras!

¿Qué insectos te pican?

En primer lugar, es fundamental saber qué insectos se encuentran en tu zona. De esta forma, podrás también distinguir las picaduras. Las picaduras de chinches, muy habituales en los hogares, forman ronchas grandes y rojas, mientras que las picaduras de pulgas son más pequeñas y suelen aparecer alrededor de los tobillos.

Además, si tienes mascotas deberías revisarlas a diario para controlar que no tengan pulgas. También es importante que tu peludo tenga un tratamiento antiparasitario (como un collar antipulgas o una pipeta). No obstante, tendrás que consultarlo previamente con tu veterinario para elegir el método más adecuado.

Por otro lado, las picaduras de los piojos suelen aparecer en la cabeza. Tal vez no puedas verlas, por lo que es buena idea que un familiar o amigo te ayude a revisarte. Las ronchas son rojas y producen comezón. Igualmente, pueden aparecer en otras zonas del cuerpo con vello corporal.

Cambia las sábanas con regularidad

Lavar y cambiar las sábanas con regularidad evita que los insectos entren en tu cama y te piquen por la noche. Ten en cuenta que las células muertas de la piel se esparcen por la cama y atraen a los insectos, por lo que deberías cambiar las sábanas como mínimo una vez a la semana.

Asimismo, que no puedas ver a los insectos no significa que no estén ahí. Los ácaros (unos insectos microscópicos) podrían picarte durante la noche, ya que se pegan a las sábanas sucias. ¡Vigila la limpieza! Y, si a pesar de lavar las sábanas sigues encontrando insectos o teniendo picaduras, lo mejor que puedes hacer es comprar sábanas nuevas. Aunque supone una inversión, a la larga acabarás agradeciéndolo.

Mosquito
Pixabay.

Sella bien tu casa

Si impides que los insectos entren a tu casa, también estarás evitando que te piquen durante la noche. Tapa todas las grietas y fisuras cerca de las tuberías o el cableado, ya que los insectos más pequeños podrían introducirse fácilmente por estos orificios.

También puedes comprar silicona de calidad o sellador de látex para rellenar los agujeros alrededor de las puertas o las ventanas. Si la grieta es grande, es posible que necesites un relleno más resistente (como el cemento o los paneles de yeso).

Igualmente, mantener el hogar limpio podría evitar que los insectos se cuelen en tu casa. Por ello, no deberías dejar los platos sucios toda la noche en el fregadero. ¡Mucho ojo!

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo