Cómo adoptar un delfín

Adoptar un delfín es una manera estupenda de financiar proyectos de investigación.

delfín
iStock.

Los delfines son unos mamíferos inteligentes, cariñosos y adorables. Sin embargo, se encuentran en peligro debido a las acciones del ser humano. Adoptar un delfín es una manera estupenda de financiar proyectos de investigación y preservación, ya que estarás contribuyendo económicamente con el apadrinamiento de un animal. Además, esta donación puede ser única o mensual. Si puedes, investiga las distintas organizaciones de rescate y de vida silvestre. Adoptar un delfín de un zoológico también es una buena opción, si bien no es lo más adecuado mantener a estos animales en cautiverio.

Elige una organización

Es importante que la organización que elijas esté acreditada para adoptar un delfín, por lo que tendrás que realizar una investigación exhaustiva. Además, la organización deberá tener un objetivo claro e indicar exactamente cómo van a utilizar la donación.

Evita sitios webs que parezcan sospechosos, ya que es poco probable que pertenezcan a organizaciones legítimas. Algunas organizaciones seguras que ofrecen adopción de delfines son el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) o la Sociedad Oceánica de Cetáceos (SOC).

delfín mirando fijamente
iStock.

Adopción en un acuario o zoológico

Puedes informarte en internet sobre distintos zoológicos y acuarios, no solo de tu ciudad sino de cualquier parte del mundo para ver cuáles tratan a sus animales con respeto y cariño. Si crees que los delfines de un zoológico no están siendo cuidados debidamente, busca otra opción o directamente adopta en una organización reconocida.

Por otro lado, si vives cerca de un zoológico que ofrezca adopción de delfines, también puedes preguntar a los empleados si los delfines están sanos, bien alimentados o si el acuario es lo suficientemente grande para mantenerlos felices y activos.

Infórmate sobre los delfines en cautiverio

Numerosas investigaciones sugieren que estar en cautiverio es peligroso para los delfines, ya que son unos animales muy inteligentes y emocionales a los que les gusta vivir en grupo. Además, en la naturaleza pueden llegar a nadar hasta 160 kilómetros al día, por lo que ningún acuario es lo suficientemente grande para ellos.

Al adoptar un delfín de un zoológico o acuario, podrías estar apoyando (sin darte cuenta) al cautiverio de animales. Por eso, es fundamental que compruebes que el acuario o zoológico trata a sus animales con respeto y dignidad. Si adoptas un delfín de un acuario local, podrás visitarlo siempre que quieras para ver cómo está y te resultará mucho más gratificante.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo