Capturan un calamar de 4 metros y un tiburón que brilla en la oscuridad

Se trata de un Architeuthis dux, conocidos vulgarmente como “calamares gigantes”. Se considera el animal con los ojos más grandes del mundo.

calamar-gigante
Brit Finucci / NIWA

Los investigadores a bordo del buque de investigación Tangaroa del Instituto Nacional de Investigación del Agua y Atmosférica (NIWA) con sede en Nueva Zelanda estaban en una expedición para examinar el hoki, el pez comercial más valioso de Nueva Zelanda, en Chatham Rise, un área del fondo del océano al este de Nueva Zelanda que forma parte del "continente perdido" de Zealandia.

Aunque los calamares gigantes son muy raros, se pueden encontrar en todo el mundo, desde Japón hasta el Golfo de México, la mayoría de las veces parecen surgir en aguas de Nueva Zelanda.

“Nueva Zelanda es una especie de capital mundial del calamar gigante ", dijo Stevens en un comunicado.

 

El súper calamar


Los científicos estaban levantando su red de arrastre desde una profundidad de 442 metros cuando se sorprendieron al ver tentáculos entre sus capturas. Grandes tentáculos. Se trataba de un calamar de 4 metros de largo y 110 kilos de peso. Con ocho brazos y dos tentáculos largos con puntas afiladas, a menudo dos veces más largas que el resto del calamar ydos ojos gigantes (el más grande del reino animal con 25 centímetros.

 

Aparte del hallazgo fortuito del calamar, Jérôme Mallefet de UCLouvain, Bélgica, el principal experto mundial en tiburones bioluminiscentes, estaba decidido a capturar y fotografiar tiburones que brillan en la oscuridad. Y así fue. Fotografió el tiburón linterna del sur, el pez perro lucifer y el tiburón foca, que emiten una luz azul (aunque algunos tiburones emiten verde), ya que las longitudes de onda más cortas viajan bien a través de aguas profundas.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo