Buenas noticias para el rinoceronte negro

La nueva actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN destaca que los esfuerzos de conservación invertidos en salvar a este coloso africano van dando frutos.

rinoceronte negro
© Dave Hamman Photography, IUCN

Es un icono de la fauna africana, perteneciente a ese exclusivo grupo de los big five, las cinco especies que todo coleccionista de safaris quiere ver (leopardo, león, búfalo, rinoceronte y elefante). Pero el rinoceronte negro africano (Diceros bicornis) fue prácticamente exterminado  durante el siglo pasado debido sobre todo a la caza.

En los últimos años se han realizado esfuerzos titánicos para conservación de esta emblemática especie, y parece que por fin tenemos buenas noticias: la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) acaba de anunciar en un comunicado que la población de rinoceronte negro está aumentando lentamente. Según informa la organización, la población ha crecido en toda África, pasando de aproximadamente 4.845 a 5.630 animales en la naturaleza. Además, los modelos de población predicen un aumento similar en los próximos cinco años, aumento lento pero prometedor.

La Lista Roja de la IUCN, que acaba de ser actualizada, incluye ahora 31 030 especies en peligro de extinción. En el caso del rinoceronte negro africano, su categoría sigue siendo en Peligro Crítico, pero los esfuerzos de conservación van dando sus frutos.

“Si bien los rinocerontes de África no están, de ninguna manera, a salvo de la extinción, la lenta y continua recuperación de las poblaciones de rinocerontes negros es un testimonio de los inmensos esfuerzos realizados en los países en los que se encuentra la especie, y un poderoso recordatorio para la comunidad mundial de que la conservación funciona. Al mismo tiempo, es evidente que no hay espacio para la complacencia, ya que la caza furtiva y el comercio ilegal siguen siendo amenazas agudas”, ha explicado en el comunicado Grethel Aguilar, directora general interina de la UICN. “Es esencial que continúen las medidas en curso de lucha contra la caza furtiva y la gestión intensiva y proactiva de las poblaciones, con el apoyo de agentes nacionales e internacionales”.

Las tres subespecies de rinoceronte negro que sobreviven hoy en día en África se encuentran en un camino de lenta recuperación, y las noticias son muy positivas en el caso del rinoceronte negro del suroeste (D. b.bicornis), que ha pasado de la categoría Vulnerable a Casi Amenazada tras experimentar un crecimiento demográfico suficiente.

Las otras dos subespecies supervivientes, el rinoceronte negro del sureste (D. b. minor) y del este (D. b. michaeli), permanecen en Peligro Crítico después de fuertes disminuciones entre la década de 1970 y mediados de la década de 1990.

rinoceronte blanco
© Richard Emslie IUCN

Estado del rinoceronte blanco

El rinoceronte blanco africano (Ceratotherium simum), clasificado como especie Casi Amenazada en la Lista Roja, es una especie más vulnerable a la caza furtiva porque tiene los cuernos más grandes prefiere hábitats más abiertos, por lo que es más fácil de localizar que el rinoceronte negro.

Aunque esta especie es más numerosa, los efectivos de la subespecie de rinoceronte blanco del sur (C. s. simum) disminuyeron un 15% entre 2012 y 2017, de aproximadamente 21.300 a 18.000 animales. Esta reciente disminución se debió, en gran parte, a los altos niveles de caza furtiva en el Parque Nacional de Kruger, en Sudáfrica, hogar de la mayor población de rinocerontes blancos del mundo. La otra subespecie de rinoceronte blanco, el rinoceronte blanco del norte (C. s. cottoni), permanece en Peligro Crítico (posiblemente extinto en la naturaleza).

 

La caza furtiva, el principal peligro

A pesar de que el comercio internacional de cuerno de rinoceronte está prohibido, la demanda en el mercado negro sigue siendo muy elevada y la caza furtiva sigue siendo la principal amenaza para los rinocerontes. No obstante, el furtivismo ha disminuido en los últimos años: “Después de un pico en 2015, cuando al menos 1.349 rinocerontes fueron cazados, es decir un promedio de 3,7 rinocerontes abatidos por día, los números de animales víctimas de la caza furtiva han disminuido cada año desde entonces. En 2018, hubo al menos 892 rinocerontes abatidos: aproximadamente 2,4 rinocerontes africanos por día, o uno cada diez horas. Los datos preliminares para 2019 indican que los niveles de caza furtiva han disminuido aún más”, explica el comunicado de la IUCN.

Otra de las causas de muerte es, como para otras especies, la pérdida de hábitat. Las poblaciones quedan aisladas o arrinconadas por la expansión agrícola, los asentamientos humanos y las infraestructuras, como carreteras y presas. Cada vez existen menos corredores ecológicos por donde puedan desplazarse sin peligro de un lugar a otro.

“Es crucial que la población local esté cada vez más involucrada y se beneficie de los esfuerzos de conservación. Los actores internacionales, nacionales y locales deben trabajar juntos para hacer frente a la crisis de la diversidad biológica. Será crítico que las voces de quienes trabajan en el campo para proteger especies amenazadas como los rinocerontes africanos se amplifiquen, en los próximos años, al momento de establecer la agenda de conservación para la próxima década” ha expresado Jane Smart, directora mundial del Grupo de Conservación de la Biodiversidad de la UICN.

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

Continúa leyendo