¿Atacan los buitres al ganado? Con Eneko Arrondo

Puede no ser tan malo como lo pintan; hablamos con un experto sobre el conflicto entre buitres y ganaderos.

 

Cada cierto tiempo aparecen en algunos medios de comunicación alertas sobre animales silvestres que entran en entornos naturales y atacan al ganado o a senderistas. Esos mismos medios suelen señalar al lobo como el responsable de semejantes desaguisados.

Detrás del lobo, el animal de peor fama entre estos sectores de la sociedad es el buitre. En España tenemos cuatro especies de buitres: el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), el alimoche (Neophron percnopterus), el buitre negro (Aegypius monachus) y el leonado (Gyps fulvus), y suelen acaparar titulares y videos virales.

Para responder a algunas preguntas sobre los buitres y saber si esa mala fama está o no bien merecida, me he entrevistado con Eneko Arrondo, doctor en biología de la Universidad Miguel Hernández, y especialista en ecología y biología de carroñeros.

Eneko Arrondo con un alimoche (M. de la Riva)
Eneko Arrondo con un alimoche (M. de la Riva)

Los hábitos alimenticios del buitre

P. Se suele decir que los buitres, y especialmente el negro y el leonado, son animales exclusivamente, o casi exclusivamente carroñeros. ¿Es cierto?

R. Si, la dieta de los buitres en general y de los ibéricos en concreto, es carroñera en su totalidad. Tan solo en casos excepcionales llegan a depredar sobre animales moribundos o muy debilitados. Podríamos decir que la mayoría de los individuos de buitre jamás comen una presa viva y que, si llegan a hacerlo, esa presa no estaba en plenas facultades.

P. Los buitres forman grandes bandadas, y con frecuencia vuelan en círculos, ya sea porque hayan tomado una corriente térmica y estén planeando, tomando altura sin esfuerzo, o porque intentan localizar una fuente de comida. La visión de varias decenas de buitres volando en círculos puede llegar a impresionar a la gente. ¿Es peligroso encontrarse cerca de este tipo de bandadas?

R. No. No existen registros de ataques de buitre a seres humanos. Tan solo se conocen algunas interacciones muy excepcionales en las que alguna persona ha intentado manipular un buitre y este se ha defendido. Estas situaciones suelen ser presentadas por la prensa como “ataques” pero estrictamente no lo son, ya que no suponen una agresión intencionada e injustificada del animal sobre la persona. Son más bien, accidentes lógicos dentro de las relaciones entre humanos y fauna silvestre.

Buitre leonado (M. de la Riva)
Buitre leonado (M. de la Riva)

La relación del buitre con el ganado

P. La relación entre el buitre y el ganado siempre ha sido simbiótica. Generalmente, los ganaderos abandonaban a los animales muertos y los buitres, en su papel de carroñeros, los rastreaban y consumían. Sin embargo, en muchos lugares, estos animales eran trasladados a los muladares, áreas específicas que servían como comedero para los buitres. ¿Es posible que estos muladares hayan cambiado de algún modo el comportamiento de los buitres?

R. Los muladares han existido desde el Neolítico, cuando los seres humanos empezamos a hacernos ganaderos y sedentarios. Existen incluso “muladares” donde la carroña que se arroja son cadáveres humanos como ocurre en las torres del silencio de la cultura zoroástrica o los entierros en el cielo tibetanos. Los muladares son fuentes de alimentación muy predecibles tanto en el espacio como en el tiempo, por lo que, sin duda, han modificado el comportamiento de los buitres en este tiempo.

Sin embargo, estas adaptaciones comportamentales no suponen un mayor riesgo de ataques sobre reses vivas, sino más bien lo contrario, ya que al proporcionar alimento de forma regular a los buitres, se reducen las posibilidades de que estos se vean tan desesperados como para atacar a un animal vivo por muy débil que este. De todas maneras, el papel de los muladares en la ecología y conservación de los buitres es muy complejo y da para un artículo por sí mismo.

P. Tomo nota para un próximo artículo sobre el tema, Eneko. Siguiendo por este hilo, hay quienes sostienen que, a raíz de que durante la crisis de las ‘vacas locas’ se prohibiera durante cierto tiempo el abandono de los cadáveres de ganadería, los buitres, movidos por el hambre y desinhibidos del temor a los humanos, cambiaron su comportamiento, convirtiéndose en depredadores que atacan al ganado: ovejas, vacas y hasta caballos. Incluso se han difundido vídeos de ataques contra vacas parturientas y testimonios de personas que aseguran que un buitre intentó comérselos. ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de bulo en esto?

R. Como ya he dicho antes, lo que se supone ataques a personas son en realidad malinterpretaciones de conductas defensivas de los buitres. No suponen mayor riesgo para los seres humanos que cualquier otra ave silvestre que, al intentar manipularla, se defiende picándonos.

En cuanto a los ataques a reses pariendo, es algo que ha ocurrido históricamente, ya que los partos del ganado, al contrario de lo que ocurre en ungulados silvestres, son lentos y difíciles porque hemos seleccionado a los animales para que tengan crías lo más grande posible para que nos sirvan de alimento. Pero incluso pese a que siempre ha habido ataques, nunca ha sido de forma generalizada. De hecho, a día de hoy afecta a menos del 0.5% de la cabaña ganadera. Es decir, son eventos anecdóticos que debido a lo impresionantes que son y a la transmisión viral de las redes sociales, se magnifican muy por encima de su efecto real. En este sentido, algunos trabajos en diferentes partes del mundo, señalan que lo que ha ocurrido es un cambio en la percepción de los ganaderos debido a que a la modernización del sector hace que pasen menos tiempo junto a los rebaños y lo que antes veían como algo “normal” ahora les resulta extraño y peligroso.

Buitres leonados (M. de la Riva)
Buitres leonados (M. de la Riva)

El papel del buitre en el ecosistema

P. Al margen de la mala fama, lo cierto es que los buitres cumplen, como todas las especies, cierto papel en los ecosistemas. ¿Hasta qué punto ese papel es importante? ¿Cuáles son los servicios que prestan los buitres en los ecosistemas?

R. Los buitres aceleran la descomposición de la materia muerta hasta niveles que los convierten en piezas claves de los ecosistemas. Por ejemplo, en aquellos lugares donde los buitres desaparecen, la carroña que no consumen es aprovechada por mesodepredadores aumentando el riesgo de proliferación de enfermedades como la peste o la rabia. Desde el punto de vista puramente humano, suponen el ahorro de miles de euros y toneladas de COa la hora de destruir la carroña de nuestro ganado que, de no existir los buitres, debe de ser incinerada.

Estos servicios hacen que aunque el sensacionalismo venda a los buitres como especies peligrosas y conflictivas, a la hora de la verdad, en muchas regiones los ganaderos locales los consideren como especies beneficiosas que les ayudan a deshacerse de los residuos biológicos que generan.

Conclusiones

En este tema, como suele ser habitual, el sensacionalismo puede anteponerse a la razón y al conocimiento científico. Sin embargo, es importante que la información que se difunde sea rigurosa y esté asentada en el más firme conocimiento científico. Por eso, agradezco a Eneko Arrondo el tiempo concedido para esta entrevista y su abundante conocimiento sobre el tema.

Referencias:

Ballejo, F. et al. 2020. The conflict between scavenging birds and farmers: Field observations do not support people’s perceptions. Biological Conservation, 248, 108627. DOI: 10.1016/j.biocon.2020.108627

Duriez, O. et al. 2019. Vultures attacking livestock: a problem of vulture behavioural change or farmers’ perception? Bird Conservation International, 29(03), 437-453. DOI: 10.1017/S0959270918000345

Lambertucci, S. A. et al. 2021. Presumed killers? Vultures, stakeholders, misperceptions, and fake news. Conservation Science and Practice, 3(6). DOI: 10.1111/csp2.415

Margalida, A. et al. 2014. Vultures vs livestock: conservation relationships in an emerging conflict between humans and wildlife. Oryx, 48(2), 172-176. DOI: 10.1017/S0030605312000889

Margalida, A. et al. 2020. Fake news and vultures. Nature Sustainability, 3(7), 492-493. DOI: 10.1038/s41893-020-0534-5

Oliva-Vidal, P. et al. 2022. Griffon vultures, livestock and farmers: Unraveling a complex socio-economic ecological conflict from a conservation perspective. Biological Conservation, 272, 109664. DOI: 10.1016/j.biocon.2022.109664

Vary (Álvaro Bayón)

Vary (Álvaro Bayón)

Soy doctor en biología, especializado en especies invasoras. Intento divulgar sobre ciencia y naturaleza mientras lucho férreamente contra las pseudociencias y el pensamiento mágico. Cuando me queda tiempo, cazo pokémon y hago artesanía. Además, soy (un poco) adicto al twitter.

Continúa leyendo