Así caza un geco a un escorpión (vídeo)

El protagonista es un geco de bandas occidentales ('Coleonyx variegatus'), una especie típica del suroeste de Estados Unidos.

 

Este lagarto terrestre, un geco reservado y nocturno, se mueve entre arbustos de creosota y desierto de artemisa, bosques de piñones y enebros, para encontrar a sus presas -normalmente insectos y arañas- por la noche. Eso sí, tiene una particularidad: es de los pocos reptiles que podemos ver cazando y comiendo escorpiones.


¿Cómo caza un geco a un escorpión venenoso?


A pesar del aspecto relativamente manso de los gecos de bandas occidentales, este depredador se alimenta de escorpiones venenosos y, ahora, un estudio de campo publicado en March Biological Journal of the Linnean Society muestra cuál es su método de ataque para lograr derribar estas presas tan peligrosas sin salir perjudicados en el mortal duelo.


En el vídeo que ha distribuido la universidad responsable del estudio, se ve cómo el geco muerde al escorpión y mueve violentamente la cabeza y la parte superior de su cuerpo de un lado a otro, golpeando al escorpión contra el suelo, pared o cualquier superficie dura que tenga cerca, con objeto de liquidarlo.

“El comportamiento es tan rápido que no puedes ver lo que realmente está sucediendo”, dice Rulon Clark, biólogo de la Universidad Estatal de San Diego. “[Tú] ves la embestida del geco y luego ves este loco movimiento borroso… es como tratar de mirar las alas de un colibrí”.

En un trabajo anterior, los investigadores habían documentado enfrentamientos entre gecos de bandas occidentales (Coleonyx variegatus) y escorpiones de dunas (Smeringurus mesaensis) en el desierto, de noche, (junto con artrópodos inofensivos, como grillos de campo y cucarachas de arena, para comparar).

Si bien el comportamiento habitual de un geco es lanzarse, agarrar la presa con la boca y masticarla, en este caso su estrategia es completamente diferente.

El hecho de que esta especie pueda lograr tales giros físicos es impresionante, apuntan los autores.

Desconocen si se trata de un comportamiento muy habitual entre los gecos, por lo que será necesaria más investigación de campo.

 

geco
SDSU CLARK LAB

Referencia: M. Whitford et al. Shaking things up: the unique feeding behaviour of western banded geckos when consuming scorpions. Biological Journal of the Linnean Society. Volume 135, March 2022, p. 533. doi: 10.1093/biolinnean/blab167.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo