La amistad subacuática: un factor clave para la supervivencia

Los peces reaccionan más rápido ante los depredadores si están junto a sus amigos

castañuela
iStock

Como seres altamente sociales, los humanos necesitamos contar con buenos amigos. Cuando nos rodeamos de personas que nos hacen sentir escuchados, seguros y queridos, aumenta nuestra felicidad, y según numerosos estudios, parece que también vivimos más años.

Al mismo tiempo, como humanos, al creernos unos seres extraordinariamente complejos, tendemos a subestimar la importancia de la amistad en animales que nos parecen más simples, e ignoramos la relevancia que tiene para ellos el rodearse de amigos para sobrevivir. 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nova Southeastern (NSU) ha publicado un estudio  en la revista Communications Biology centrado en el valor de la amistad en los peces. Concretamente, han trabajado con la damisela verde o castañuela verde (Chromis viridis), una especie de pomacéntrido, altamente social, que se puede encontrar en aguas marinas poco profundas de zonas costeras al cobijo de lagunas del arrecife y protegidos en corales del género Acropora. Suelen nadar en lugares como el mar Rojo, las islas de la Línea, las Tuamotu, las islas Ryukyu y Nueva Caledonia.

Durante la investigación, el equipo comparó las reacciones de dos bancos de peces ante la presencia de una amenaza, que simulaba un posible depredador aproximándose. En un grupo estaban rodeados de conocidos o “amigos”, y en el otro de desconocidos o “extraños” de la misma especie.

Los resultados fueron prometedores. Según el autor principal del artículo, Lauren Nadler, doctorando y profesor asistente en la NSU, la presencia de “extraños” parecía distraer a los peces, haciendo que estos reaccionaran más tarde ante las amenazas y, por tanto, aumentaban las posibilidades de acabar convirtiéndose en la cena de los depredadores.

Los científicos creen que este suceso está muy relacionado con la confianza. Cuando un individuo del banco se siente amenazado ante un peligro y reacciona, los peces vecinos tienen muy poco tiempo para decidir qué hacer. Tienen dos opciones: pueden confiar en que el peligro es real y escapar, o ignorar la reacción del compañero. Según el estudio de la NSU, los peces rodeados de conocidos tienden a confiar mucho más en los movimientos de sus vecinos, provocando una huida en cadena. Por este motivo, los bancos de peces con un alto grado de familiaridad escapan de manera rápida, ágil y coordinada ante el ataque del depredador. En resumen, se podría decir que la confianza en el grupo aumenta la fitness individual, es decir, la eficacia biológica o número descendientes que podrá tener cada uno de ellos.

Mark I. McCormick, coautor del estudio, concluye: “las relaciones amistosas son importantes, tanto para los humanos como para los táxones menos evolucionados, como los peces. Como más confíes en tus amigos, más fácil y satisfactoria será tu vida, tanto dentro como fuera del agua”.

 

Referencias: 

Nadler, L. E., McCormick, M. I., Johansen, J. L., & Domenici, P. (2021). Social familiarity improves fast-start escape performance in schooling fish. Communications Biology, 4(1). https://doi.org/10.1038/s42003-021-02407-4 

Oriol

Oriol Cervera Subirats

Fanático de las curiosidades y apasionado del mundo natural. Escribo y produzco documentales ambientalistas y de vida salvaje, siempre con un toque de humor (¡que para eso estamos!).

Vídeo de la semana

Continúa leyendo