Vídeo de la semana

Algunos mamíferos pueden respirar por el ano

Mamíferos como ratas y cerdos pueden absorber oxígeno a través de sus intestinos, ha revelado un nuevo estudio. ¿Pueden también los humanos?

mamiferos
iStock

La ciencia conoce desde hace décadas que ciertas especies acuáticas como los cobítidos (o lochas) y los pepinos de mar son capaces de absorber oxígeno a través de sus intestinos además de sus branquias cuando se enfrentan a condiciones hipóxicas. Sin embargo, la posibilidad de que esto fuese así para los mamíferos nunca ha tenido resultados concluyentes. Ahora, una nueva investigación revela que los mamíferos, como los ratones, ratas o los cerdos, son capaces de respirar a través de sus intestinos, lo que sugiere que la administración de oxígeno a través del recto podría ayudar a salvar la vida de los humanos que padecen problemas respiratorios. Una información que puede ser de gran utilidad ahora que la pandemia de COVID-19 sigue ejerciendo una gran presión sobre la salud mundial y que ha puesto en evidencia la escasez de dispositivos de ventilación con pacientes en peligro de insuficiencia respiratoria.

 


¿Cómo lo han descubierto?

Privando brevemente de oxígeno a ratones y cerdos y bombeando oxígeno en los traseros de estos animales.

“El recto tiene una malla de vasos sanguíneos finos justo debajo de la superficie de su revestimiento, lo que significa que los medicamentos administrados a través del ano se absorben fácilmente en el torrente sanguíneo. Esto nos hizo preguntarnos si el oxígeno también podría llegar al torrente sanguíneo de la misma manera", explica Ryo Okabe, líder del trabajo que publica la revista Med.

En un grupo de 11 ratones, frotaron el intestino de cuatro de ellos para adelgazar el revestimiento de la mucosa y mejorar la absorción de oxígeno. Los ratones en un ambiente con poco oxígeno murieron en una media de 11 minutos. Sin embargo, cuando los investigadores inyectaron oxígeno puro presurizado en los rectos de todos los ratones, los ratones a los que se les fue retirada la fina capa de moco que recubre el intestino, sobrevivieron al experimento de una hora, con una tasa de supervivencia del 75% y sin producir efectos secundarios obvios.

 

 

Si bien este hallazgo indica que los ratones pueden evitar la insuficiencia respiratoria al respirar por el trasero, la necesidad de eliminar la mucosa intestinal hace que esta técnica no sea adecuada para los humanos.

 


Un método alternativo

Probaron una técnica distinta en ratones y cerdos, administrando líquido oxigenado a través del recto. Cuando se colocó en un entorno no letal que contenía solo un 10% de oxígeno, los ratones que recibieron el líquido a través del ano pudieron caminar considerablemente más lejos que los que no lo hicieron, mientras que los investigadores también midieron un aumento en la cantidad de oxígeno que llegaba al corazón de los animales. Con los cerdos, la misma técnica aumentó su capacidad para caminar en condiciones de poco oxígeno.

"El nivel de oxigenación arterial proporcionado por nuestro sistema de ventilación, si se escala para la aplicación humana, probablemente sea suficiente para tratar a pacientes con insuficiencia respiratoria grave, lo que podría proporcionar una oxigenación que les salve la vida", concluyen los investigadores.

 


"Ventilación enteral a través del ano"

La intención de este experimento era buscar una alternativa potencial a la ventilación mecánica que aporta aire a los pulmones de los pacientes a través de la traquea. La falta de máquinas de oxígeno ha hecho que un equipo de científicos sea más creativo a la hora de solucionar esta escasez de ventiladores pues incluso la técnica ECMO, oxigenación por membrana extracorpórea, donde la sangre se bombea fuera del cuerpo y se reoxigena con una máquina, está aún menos disponible que los ventiladores, según la Clínica Mayo.

Aunque parezca una idea un poco insólita, los tejidos del recto pueden absorber oxígeno, lo que ayuda a los animales a recuperarse, a tenor de los resultados del experimento. Los científicos detrás del estudio proponen que inyectar oxígeno en el recto podría algún día ayudar a salvar vidas humanas si los métodos de ventilación convencionales no están al alcance de la mano.

Tras el éxito en este experimento con modelos animales, los expertos esperan comenzar un ensayo clínico del tratamiento en humanos en algún momento del próximo año.

 

También te puede interesar:

Referencia: Ryo Okabe et al, Mammalian enteral ventilation ameliorates respiratory failure, Med (2021). DOI: 10.1016/j.medj.2021.04.004

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo