Los animales serán cada vez más pequeños

Un nuevo estudio plantea que el águila de cola roja o el rinoceronte negro desaparecerán para siempre.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Southampton (Inglaterra) ha pronosticado una transformación mundial hacia aves y mamíferos más pequeños en los próximos 100 años.

En el futuro, predominarán los animales pequeños, de vida rápida, muy fértiles, que se alimentan de insectos, y que pueden prosperar en una gran variedad de hábitats.
Estos "ganadores" incluyen roedores, como los gerbillos enanos (roedores), los pájaros cantores, como el tejedor de gorriones de ceja blanca. Las especies menos adaptables, de vida lenta, que requieren condiciones ambientales especializadas, probablemente serán víctimas de la extinción. Estos 'perdedores' incluyen el águila rojiza y el rinoceronte negro.

 

Un 25% más pequeños



Los investigadores predicen que
la masa corporal promedio de los mamíferos específicamente se reducirá de forma masiva en un 25% durante el próximo siglo. Esta disminución representa un cambio grande y acelerado en comparación con la reducción del 14% del tamaño corporal observada en especies desde hace 130.000 años (el último período interglacial) hasta hoy.

"
Con mucho, la mayor amenaza para las aves y los mamíferos es la humanidad, ya que se destruyen los hábitats debido a nuestro impacto en el planeta, como la deforestación, la caza, la agricultura intensiva, la urbanización y los efectos del calentamiento global", explica Rob Cooke, autor principal del trabajo que recoge la revista Nature Communications.

 


"La sustancial 'reducción' de especies que pronosticamos
podría incurrir en más impactos negativos para la sostenibilidad a largo plazo de la ecología y la evolución", continúa Cooke.

Los expertos se centraron en 15.484 mamíferos y aves terrestres vivas y consideraron cinco características que se relacionan con el papel de cada especie en la naturaleza: masa corporal, tamaño de la camada, amplitud del hábitat, dieta y tiempo entre generaciones. Además, los investigadores utilizaron la
Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para determinar qué animales tienen más probabilidades de extinguirse en el próximo siglo. Utilizaron herramientas estadísticas modernas para combinar todos estos datos para hacer sus proyecciones y evaluar la pérdida de la biodiversidad.

 

Aún hay tiempo para actuar



"Hemos demostrado que la pérdida proyectada de mamíferos y aves no será ecológicamente aleatoria, sino más bien un proceso selectivo en el que ciertas criaturas se filtrarán, dependiendo de sus características y vulnerabilidad al cambio ecológico", comenta Felix Eigenbrod, profesor de la Universidad de Southampton.

Amanda Bates, Presidenta de Investigación en la Universidad Memorial en Canadá, aclara que "Las extinciones se consideraban trágicas, inevitablemente deterministas, pero también
se pueden ver como oportunidades para acciones de conservación específicas. Mientras persista una especie que está previsto que se extinga, hay tiempo para la acción de conservación y esperamos que investigaciones como la nuestra puedan ayudar a guiar este camino ".

Los expertos esperan que se puedan llevar a cabo más estudios como este para observar con más detalle el efecto a largo plazo de la extinción de las especies en los hábitats y ecosistemas.

 

 

 

Referencia: Projected losses of global mammal and bird ecological strategies, Nature Communications (2019). DOI: 10.1038/s41467-019-10284-z

 

Crédito imagen: Robert Cooke

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo