Muy Interesante

Las plantas carnívoras más fascinantes

Una selección de imágenes de plantas carnívoras con adaptaciones muy sofisticadas para dar caza y digerir todo tipo de presas.

Algunas plantas que viven en terrenos con pocos nutrientes necesitan establecer relaciones mutualistas con hongos, bacterias o incluso otras plantas. Existe, también, una adaptación poco frecuente pero extraordinariamente llamativa que permite a algunas especies obtener parte del nitrógeno y los minerales a partir de insectos y otros pequeños animales que ingieren: son las plantas carnívoras.
Las plantas carnívoras suelen vivir en pantanos ácidos y en otros hábitats en donde los suelos son pobres en nutrientes. Estas especies elaboran sofisticadas trampas para atraer a sus presas, generalmente hojas modificadas y equipadas con glándulas que secretan las enzimas digestivas necesarias.
Una de las más famosas es la llamada venus atrapamoscas, o atrapamoscas a secas (Dionaea muscipula): los dos lóbulos de sus hojas se cierran en medio segundo al recibir los impulsos eléctricos provenientes de sus pelos sensitivos. A pesar de su nombre, esta extraordinaria planta carnívora es capaz de cazar hormigas e incluso saltamontes.
Existen otro tipo de plantas carnívoras que se denominan ‘plantas jarro’. Pertenecen a esta categoría especies de los géneros Nepenthes o Sarracenia, y se caracterizan por poseer un embudo en el que caen los insectos, para posteriormente ser digeridos por las correspondientes enzimas.
Otro de los géneros más característicos de plantas carnívoras es Drosera, también llamadas ‘rocío de sol’, ya que secretan un líquido muy pegajoso que brilla como el rocío. Los insectos se acercan y quedan pegados a los pelos de la hoja, que envuelven a su presa.
(Estas descripciones han sido extraídas del libro “Biología” de Campbell y Reece, Editorial Médica Panamericana, séptima edición).
Muchas plantas carnívoras se cultivan como ornamentales. Aunque parezca muy obvio, hay que recordar que estas especies no comen carne como tal, así que nada de ponerles un filete crudo como aperitivo… lo habitual, en el caso de tener las macetas en el exterior, es dejar que ellas mismas atrapen insectos y otras presas con sus propios recursos. Para cada especie es necesario informarse bien de los requisitos de cuidado: como hemos dicho, sus hábitats naturales suelen ser suelos pobres en nutrientes y minerales, por lo que un excesivo aporte de estos a través del agua de riego o de abonos podría llegar a matarlas.

Atrapamoscas (‘Dionaea muscipula´)

Esta especie, originaria de Estados Unidos, es una de las plantas carnívoras más conocidas y se usa como ornamental en todo el mundo. Es capaz de atrapar presas vivas de gran tamaño: moscas, arañas, escarabajos… gracias a sus movimientos rápidos y a sus trampas muy elaboradas.

‘Drosera stenopetala’

Esta curiosa planta carnívora es endémica de las montañas de Nueva Zelanda. Su nombre se debe a la llamativa disposición en una roseta con aspecto de estrella.

‘Nepenthes villosa’

Esta planta es endémica de Borneo y está considerada como ‘Vulnerable’ en la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Jarra verde ‘Sarracenia oreophila’

Otra especie que atrapa insectos gracias a sus hojas modificadas en forma de jarra.

‘Pinguicula vallisnerifolia’

En España existen diversas especies de plantas carnívoras pertenecientes al género Pinguicula. La de la imagen es endémica de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Lirio cobra ‘Darlingtonia californica’

A diferencia de otras plantas carnívoras, esta especie no tiene enzimas digestivas propias, así que para asimilar los nutrientes de sus presas se asocia en simbiosis con bacterias que se ocupan de esa labor.

‘Drosera regia’

Las hojas de esta especie originaria de Sudáfrica son capaces de enrollarse sobre sus presas, de considerable tamaño (escarabajos, polillas, mariposas diurnas…)

‘Cephalotus follicularis’

Esta pequeña planta carnívora es originaria de Australia.

‘Heliamphora minor’

Esta pequeña planta, originaria de Venezuela, se usa mucho para cultivo ornamental.

‘Sarracenia psittacina’

Esta planta nativa de Estados Unidos vive en turberas y arenales.

‘Heliamphora chimantensis’

Otra especie de Venezuela que posee unas glándulas que producen un néctar de olor muy atractivo para sus presas.

‘Aldrovanda vesiculosa’

Hablamos de un género de plantas carnívoras acuáticas, aunque esta es la única especie que no se ha extinguido, el resto solo perviven en el registro fósil.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking