Muy Interesante

Las algas marrones absorben medio billón de toneladas de CO2 al año

Los investigadores descubrieron que las algas pardas podían eliminar el carbono a largo plazo.

Según una nueva investigación del Instituto Max Planck de Microbiología Marina, las algas pardas o algas marrones podrían eliminar hasta quinientos millones de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera cada año, almacenándolo en forma de limo.
"Las excreciones de las algas pardas son muy complejas y, por lo tanto, increíblemente complicadas de medir", dice el primer autor Hagen Buck-Wiese del Instituto Max Planck de Microbiología Marina en Bremen. "Sin embargo, hemos logrado desarrollar un método para analizarlos en detalle". Con este método, los investigadores analizaron una gran cantidad de sustancias diferentes y, una de ellas, resultó ser muy interesante.
La mucosidad viscosa, conocida como fucoidan, es extremadamente difícil de descomponer, lo que significa que el carbono se almacena de forma segura durante mucho tiempo.
“El fucoidan constituía aproximadamente la mitad de las excreciones de las especies de algas pardas que estudiamos, el llamado fucus”, explica Hagen Buck-Wiese, líder del trabajo que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. “El fucoidan es tan complejo que es muy difícil que otros organismos lo utilicen. A nadie parece gustarle. Como resultado, el carbono del fucoidan no regresa rápidamente a la atmósfera. “Esto hace que las algas pardas sean particularmente buenas ayudantes para eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera a largo plazo, durante cientos o miles de años”.
Una posible herramienta contra el cambio climático

Una posible herramienta contra el cambio climáticoiStock

Remando contra el cambio climático

Según los expertos, las algas pardas secuestran el equivalente a 0,55 gigatoneladas de dióxido de carbono al año. Para poner esto en perspectiva, las emisiones de dióxido de carbono de Alemania alcanzan alrededor de 0,74 gigatoneladas por año.
“Y aún mejor: el fucoidan no contiene ningún nutriente como el nitrógeno”, explicó Buck-Wiese. Esto significa que las pérdidas de carbono no afectan el crecimiento de las algas pardas. “A continuación, queremos investigar otras especies de algas pardas y otros lugares. El gran potencial de las algas pardas para la protección del clima definitivamente debe investigarse y utilizarse más", apuntan los investigadores.
Referencia: Hagen Buck-Wiese, Mona A. Andskog, Nguyen P. Nguyen, Margot Bligh, Eero Asmala, Silvia Vidal-Melgosa, Manuel Liebeke, Camilla Gustafsson, Jan-Hendrik Hehemann. Fucoid brown algae inject fucoidan carbon into the ocean. Proceedings of the National Academy of Sciences, 2022; 120 (1) DOI: 10.1073/pnas.2210561119

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking