¿Se entienden las desarrolladoras y los usuarios?

Los errores de comunicación pueden hacer que un videojuego fracase incluso antes de ser puesto a la venta. Repasamos algunos casos muy sonados.

(Diablo Immortal / Blizzard)

Hace 10 o 20 años, empresas de la talla de Activision, Sony, Nintendo, Epic o Sega (por poner varios ejemplos) nos comunicaban todas sus novedades en eventos como el E3 o mediante las revistas especializadas. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho, y estudios y editoras se enfrentan al gran reto de comunicar sus ideas a los jugadores que seguimos las noticias sobre nuestros desarrollos favoritos. Ahora con Internet, YouTube o las redes sociales todo se ha potenciado de una manera gigantesca, las noticias vuelan al minuto de conocerse por todo el mundo y parece que eso les está acarreando problemas a algunos.

Cuando la gente de Blizzard se subió al escenario de la última Blizzcon 2018 a presentar Diablo Immortal no se esperaban la recepción que iba a tener entre el público, tanto en el presente como en los que lo veíamos en streaming. Durante meses se había rumoreado que Diablo 4 estaba en desarrollo, se habían publicado ofertas de trabajo que apuntaban a que estaban montando un equipo para trabajar en la siguiente entrega de la franquicia y todos estábamos esperando esta Blizzcon para confirmar la teoría. Pero lo que no esperábamos oír durante la presentación fueron las dos palabras que nunca queremos escuchar cuando se habla de una franquicia como Diablo: dispositivos móviles. 

Blizzard, la misma que en esa misma Blizzcon anunció el remake de Warcraft 3 o el World of Warcraft: Classic había cometido un error de novato al anunciar que el siguiente episodio de Diablo sería para móviles sin anunciar antes una nueva entrega para PC. Ellos mismos se dieron cuenta del gravísimo error durante la presentación, viendo cómo el público se quedaba helado, no reaccionaba en ningún momento y cómo durante la sesión de preguntas y respuestas recibían algunas del estilo de “¿Esto es una broma fuera de fecha del día de los inocentes?” Más tarde se rumoreó que Diablo 4 iba a ser presentado, pero por un cambio de planes finalmente no se hizo, con lo que no sabemos si Blizzard estaba en pleno damage control o realmente por algún motivo no se llegó a mostrar.

Fuera lo que fuera, el daño ya estaba hecho, con más de 300.000 “No me gusta” en el tráiler de presentación en YouTube y medio Internet montando videos con las caras de los presentadores del evento.

(Overwatch / Blizzard)

 

Todo esto choca con las buenas decisiones que toman con otro de sus juegos estrella, Overwatch. Cada vez que tienen que presentar un nuevo personaje, nos regalan un corto a la altura de la mismísima Pixar, nos dejan probar el nuevo personaje en servidores de test, muestran vídeos de desarrollo y un largo etcétera con el que ampliar el lore del juego y tener a los fans entretenidos durante un buen tiempo.

(Anthem / Electronic Arts / Bioware)

 

Unas semanas antes, durante la Paris Games Week 2018, Electronic Arts / Bioware publicaron un video de Anthem mostrándonos una misión que se desarrollaba durante la noche y rápidamente por todo Internet saltaban las alarmas. Nos encontrábamos con un brutal cambio en los gráficos del juego, no solo en los modelados y texturas respecto a lo que habíamos visto en su tráiler de presentación del E3 2018, sino también en las animaciones e iluminación. Podríamos decir que veíamos un Destiny 2 vitaminado más que lo que vimos en su presentación. La respuesta oficial a esto fue que el streaming se había realizado con los settings en detalle bajo y se publicó un nuevo video, con una misión de día que efectivamente mostraba mejores gráficos, pero nada parecido (otra vez) a lo mostrado en el E3 2018. Un fallo muy tonto que fue el emitir un vídeo como no debían provocó cientos de miles de mensajes por Internet poniendo en duda la calidad el producto y haciendo que la gente volviera a recordar la temida palabra, Downgrade.

 

(Atlas / Instinct Games)

 

En los últimos días hemos tenido un caso que tal vez no fue simplemente mala comunicación, sino directamente un engaño. El juego Atlas, un survival MMO con temática pirata, rival directo de Sea of Thieves (de la desarrolladora Instinct Games) nos mostró durante su presentación un tráiler en el que parecía que nos encontraríamos un juego muy superior al referente mencionado, con gráficos espectaculares, combates en barco con otros jugadores o mazmorras épicas. Lo que finalmente publicaron después de innumerables retrasos fue un juego que no era un juego, era un MOD de ARK (podemos acceder incluso al menú de ARK por un bug que trae el “juego”), con gráficos de risa y miles de bugs.

 

Los errores de las grandes empresas

Pero no solo los estudios de videojuegos tienen fallos a la hora de comunicar las novedades en sus productos o de entender las necesidades de sus usuarios, también podemos encontrar a las propias empresas que fabrican el hardware sobre el que jugamos. Sony ha tenido un par de noticias a destacar en el último año que han causado altos y bajos en las opiniones de sus fieles.

El 3 de Diciembre salió al mercado la Playstation Classic, una versión reducida de la clásica PSX con polémica incluida, pues del amplísimo catálogo del que disfrutamos con PSX nos encontramos con 20 juegos que no hacen justicia a lo que tuvimos hace casi 20 años. Cierto que hay auténticas joyas como Metal Gear Solid, Tekken 3 o FF VII, pero no podemos entender cómo se han dejado fuera de la lista algunos títulos como Gran Turismo 2, Medievil o WipeOut, juegos con los que no tenía que negociar con ningún publisher pues fueron hechos por las propias first de SONY.

La segunda noticia es que ha anunciado que no acudirá al E3 del 2019, primera vez que falta en 25 años. La única explicación oficial es que están buscando nuevas vías de anunciar y comunicar sus noticias, pues en un mundo digital no tiene mucho sentido tener un único gran evento en el que se anuncie todo cuando día a día se puede ir informando al público gracias a las nuevas tecnologías. Visto que para el E3 nos volverían a enseñar los pesos pesados restantes para el sprint final de la generación (Last Of Us 2, Ghost of tsushima, Days Gone…)  con casi ninguna noticia de PS5, parece correcto que eviten convocar un “evento de relleno”, con dos horas de conferencia en las que vuelvan a enseñar a sus usuarios lo mismo que otros años… y hacer que lluevan críticas por ello.

(Evento en Fortnite / Epic Games)

 

Pero no todo van a ser malos ejemplos de relación con los usuarios, pues la gente de Epic Games parece haber dado con la tecla en la relación que mantiene con sus seguidores:  Fortnite y sus temporadas temáticas consiguen mantener a la gente siempre pendiente de las novedades. Aunque lo mejor, sin duda, son los eventos únicos, que se producen una única vez en la historia del juego y únicamente para la gente conectada en ese momento, con lo que consiguen crear una sensación de exclusividad, de formar parte de algo que no volverá a pasar, como por ejemplo: la creación de las grietas dimensionales, el cubo cayendo en Balsa Botín, la explosión del mismo que mostraba una especie de dimensión o universo alternativo...

 

En los tiempos que corren, los departamentos de publicidad y marketing de los grandes estudios tal vez deberían comenzar a fijarse en cómo muchos desarrolladores indies establecen comunidades y relaciones con sus seguidores, pues las malas decisiones pueden llegar a matar un producto sin que este haya llegado siquiera al mercado.

 

CONTINÚA LEYENDO