Game Development para principiantes

Te presentamos los motores para desarrollo de videojuegos más potentes y más accesibles.

Los videojuegos son divertidos, a estas alturas todos lo sabemos. Pero casi todos los que disfrutan de ellos desconocen que el proceso de crearlos es igual de divertido (y en algunos casos más que jugar a los propios juegos), aunque siempre haya momentos difíciles y un poco frustrantes. Hace un par de décadas el proceso de crearlos era muy complejo: tenías que conocer C++ a la perfección y algún API como DirectX u OpenGL. En la actualidad, el proceso se ha convertido en algo muchísimo más sencillo, accesible para gente con todo tipo de conocimientos de programación o incluso, en un par de casos, sin saber nada. Si alguna vez te ha picado el gusanillo de crear algo por pequeño y sencillo que sea, vamos a ponértelo fácil para que conozcas la herramienta más apropiada para cada caso.

Unreal Engine

El peso pesado de los motores de juegos. Si un estudio de desarrollo de juegos AAA no tiene su propio motor como pueden ser EA o Ubisoft es más que probable que usen Unreal Engine. La primera versión la vimos en el año 98, con la salida de Unreal 1 en PC, y ya dejó claro que era un motor que tendríamos que seguir de cerca, pues ya sacaba partido al hardware en la época de 3DFX. Street Fighter V, Ace Combat 7, Abzu, Darksiders III o Dragon Ball Fighter Z son algunos de los juegos hechos con este motor, pero la lista es mucho más amplia y con un nivel de calidad cuya media está por las nubes.

A diferencia de Unity, otro de los gigantes del sector, Unreal se centra en C++ y quizá por eso el rendimiento siempre ha sido bastante mejor que el de la competencia. Comparte con su rival más directo la posibilidad de comprar plugins desde un catálogo online que se pueden añadir al motor y conseguir rápidamente resultados. Al igual que Unity, podemos exportar nuestros juegos en cualquier plataforma que queramos, desde Web a móviles, pasando por PC/MAC o consolas.

Unity

Es, sin duda, uno de los que más fama ha ganado durante los últimos años entre los desarrolladores indie. Con esta pequeña joya se han creado títulos de la talla de Cuphead, Monument Valley 2, Inside, Ori and the Blind Forest o Hearthstone. Su lanzamiento se produjo hace más de 15 años, en principio únicamente para MAC, y desde entonces no ha dejado de crecer y ofrecer cientos de funcionalidades a sus usuario destacando sobre todo la posibilidad de publicar en todo tipo de dispositivos, desde consola a PC/ MAC/ Linux o Web.

Aunque empezó con tres lenguajes de programación disponibles para poder desarrollar, desde hace poco se están centrando en C# como principal lenguaje, habiendo abandonado el soporte para Javascript. Una de las ventajas que tiene sobre sus competidores es una amplísima tienda online donde comprar componentes ya hechos que te ayudarán a ahorrarte cientos de horas de programación y miles de dolores de cabeza.

En la Game Developers Conference (GDC) de 2019 han presentado una última demo, mostrando una vez más que son mucho más que un simple motor de juegos para arcades 2D indies.

Game Maker

Con Game Maker nos encontramos con un motor de juegos en el que no necesitamos saber programar para hacer nuestros pinitos en el mundo del desarrollo, pues gracias a un potente editor WYSIWYG podremos crear todo tipo de scripts arrastrando y soltando elementos en la pantalla. Otra diferencia con sus hermanos mayores es que Game Maker está pensado para crear juegos 2D, ofreciendo solamente algunas funciones básicas para 3D. Aun siendo un motor más limitado que Unity o Unreal Engine, hemos visto cómo equipos con muchísimo talento han creado auténticas obras de arte de la talla de Nuclear Throne, Downwell, Undertale o Hotline Miami.

CryEngine

Cuando Crysis salió al mercado en el 2007, Crytek dejó helados incluso a los más escépticos con los graficazos que veíamos en nuestras pantallas. No estábamos acostumbrados a ese nivel de detalle en un juego, aunque tampoco lo estábamos a los requisitos que nos pedía para moverlo al máximo.

Todo ese espectáculo gráfico lo movía el que por aquellos momentos era el motor gráfico más potente del mercado, aunque con el tiempo fue perdiendo esa ventaja con sus rivales y poco a poco Epic con Unreal fue ganando ventaja a pasos agigantados, quedando CryEngine relegado casi al olvido entre los desarrolladores, pues prácticamente ningún juego en la actualidad está desarrollado con él, solamente Crytek lo usa para sus desarrollos. Lamentándolo mucho, si queréis invertir tiempo en hacer juegos creemos que es mejor que os olvidéis de él y os dediquéis a otras herramientas…

SDL 2

Hasta ahora hemos hablado de motores de juegos con entornos donde poder desarrollar, pero con SDL nos vamos al desarrollo de juegos a la antigua usanza: usando C++ y librerías que nos ofrecen acceso a todo el hardware necesario (mandos, teclado, ratón, sonido) y por supuesto la gráfica. Tendremos que pensar toda la arquitectura del juego antes de lanzarnos a programar, pero se aprende muchísimo más de esta manera que con cualquiera de los otros motores. Aunque hay pocos juegos famosos que usen SDL, es muy utilizado entre desarrolladores indies de la antigua escuela y entre los juegos creados con esta librería encontramos alguna que otra pequeña maravilla, como Axiom Verge. Donde sí podemos encontrarlo con frecuencia es entre emuladores como DOSBOX o ZSNES.

BabylonJS

Para cerrar la lista vamos a recomendaros BabylonJS, perfecto para desarrolladores web que quieran hacer juegos accesibles para todo el mundo a través de cualquier navegador web o PWA. Babylon es un motor de juegos que ofrece soporte tanto para audio, gamepad, teclado o ratón y gráficos 2D/ 3D a través de WebGL 1 y WebGL 2. Ahora mismo es el motor más completo y usado en web y no es de extrañar. Además de estar desarrollado por dos empleados de Microsoft, cuenta con una gigantesca comunidad de desarrolladores a sus espaldas. Empezar a desarrollar con Babylon es tan fácil como tener algo de conocimiento de Javascript, un editor cualquiera como Atom o Visual Studio Code, algo de ganas y seguir su amplia documentación llena de ejemplos.

Continúa leyendo