Dudas resueltas sobre Watch Dogs Legion, el ‘play as anyone’ y el ‘permadeath’

El nuevo juego de Ubisoft, Watch Dogs Legion, nos permitirá tomar el control de cualquier personaje que nos encontremos al explorar este Londres distópico.

Watch Dogs Legion
Imagen: Ubisoft

El 29 de octubre llegará a las tiendas Watch Dogs Legion, la tercera entrega de esta serie creada por Ubisoft que combina la exploración urbana, el sigilo y los tiroteos con unas habilidades de hackeo dignas del mismísimo Neo. Tras casi cuatro años sin saber nada de DedSec, volvemos a calzarnos nuestra gorra y con las baterías del móvil bien cargadas para enfrentarnos a una aventura cuasi distópica en la que los jugadores se encontrarán con novedades muy interesantes.

El primer juego (2014) nos presentaba al atormentado Aiden Pierce, un fantasma sin pasado que no se detuvo ante nada hasta vengarse de aquellos que le quitaron lo que más quería. En el segundo (2016), Marcus Holloway profundizaba en los peligros de las nuevas tecnologías y la ciberseguridad mal utilizadas con un ambiente mucho más hipster que incluía drones e impresoras 3D. Watch Dogs Legion parece dispuesto a retomar ese tono más oscuro al transportarnos a un futuro no muy lejano en el que los ejércitos privados, los gobiernos dictatoriales y los imperios criminales se disputan el territorio mientras los ciudadanos sobreviven con las sobras de ese gran banquete al que no han sido invitados.

Además del nuevo estilo visual y tono narrativo, el escenario y las mecánicas de base que ofrecerá esta tercera entrega, lo más llamativo de Watch Dogs Legion es la función play as anyone y el modo permadeath. Para conocer mejor ambos aspectos y comprender lo que suponen en un videojuego hemos hablado con Clint Hocking, director creativo de Watch Dogs Legion que lleva a sus espaldas el recuerdo de proyectos como Splinter Cell: Chaos Theory o Far Cry 2.

Watch Dogs Legion
Imagen: Ubisoft

 

¿Qué es el ‘play as anyone’?

Empecemos hablando del que, sin duda, será el rasgo más distintivo de esta nueva entrega: el sistema de juego play as anyone. Mientras que en la mayoría de títulos tenemos a un protagonista claro que, tal vez junto a otros dos o tres personajes más, manejamos a lo largo de la historia, Watch Dogs Legion rompe esa limitación y convierte a “cualquier desconocido que nos crucemos por la calle en un personaje jugable. Con esta nueva mecánica se profundiza en un sistema de reclutamiento en el que tendremos que averiguar información sobre nuestro objetivo (tal vez nuestro futuro MVP), acercarnos a él y ayudarlo de alguna manera para que se una a la resistencia de DedSec.  

Pero esto hace que nos surja una duda: ¿cualquier personaje significa CUALQUIER PERSONAJE? Pues sí y no. Según Hocking, el jugador será capaz de reclutar a “todos los personajes que nos encontremos en el mundo abierto”. Esto, por ejemplo, también incluye a matones mafiosos o miembros de la malvada cooperación contra la que luchamos que pueden querer dar un cambio a sus vidas. La única excepción que queda fuera de nuestro alcance, por motivos obvios, es un reducido grupo de mandamases que deben jugar un papel concreto dentro de la trama, “una decena de personajes principales que deben seguir la historia”.

 

El ‘play as anyone’ nos permitirá reclutar a cualquier NPC, desde la jubilada que pasea por el parque hasta un hooligan quema-contenedores

Con esto aclarado, quedaría por ver cómo se va a manejar ese pequeño ejército particular que Watch Dogs Legion pone en nuestras manos.

Los jugadores contarán con una Team App, un sistema mediante el cual veremos a todos nuestros reclutas, su equipo y habilidades y podremos personalizarlos y pasar a manejar unos u otros. Clint Hocking nos adelantó que esta aplicación nos permitirá tener a "unos 40 personajes” jugables disponibles en cualquier momento. La única restricción a la hora de cambiar entre ellos se activará cuando estemos en pleno combate o en un territorio controlado por el enemigo y anden buscándonos. Esto tiene cierta lógica, ya que no estaría nada bien abandonar a nuestros personajes a su suerte en medio de un tiroteo o cuando tenemos a una banda rival pisándonos los talones. Lo que sí podremos hacer será “cambiar de personaje para huir de una zona” o “en cualquier momento durante una misión”. Este segundo escenario será muy interesante ya que a distintos personajes, distintas habilidades y por lo tanto distintos resultados a la hora de plantear y ejecutar una misión.

Hocking nos aclara que en Watch Dogs Legionno hay clases. Todos los personajes parten con unas habilidades de acuerdo a su historia y trasfondo, pero a partir de ahí pueden aprender nuevas habilidades”. Así, puede que nos encontremos a un mecánico en Picadilly Circus que conduzca como Vin Diesel en Fast & Furious pero no sepa ni mandar un email; el juego nos permitirá enseñarle a hackear sistemas de seguridad o a piratear coches y drones.

Watch Dogs Legion
Imagen: Ubisoft

 

Fijémonos en el detalle de que las habilidades iniciales de los personajes varían “de acuerdo a su historia”. El play as anyone presenta un nuevo sistema de juego pero también, en palabras de Clint Hocking, ha supuesto “uno de los mayores desafíos en Watch Dogs Legion”. Los NPCs han dejado de ser simples personajillos que pueblan el mundo abierto, interactúan de vez en cuando con nosotros y reaccionan a lo que pasa en el entorno para darle credibilidad. El equipo responsable del título ha desarrollado una base de datos masiva (lo suficientemente amplia como para generar un ecosistema representativo de los nueve millones de habitantes de Londres) en la que se analizaban habilidades, tendencias, trabajos, costumbres, estilo de ropa y otros tantos factores para que todos y cada uno de los NPCs con los que nos encontramos tenga una personalidad única. Hocking y su equipo “no han creado personajes individuales, sino un sistema de trabajos, habilidades y trasfondos” que les permite generar infinidad de historias distintas y proporcionan suficiente profundidad al sistema play as anyone.

 

¿Qué es el ‘permadeath’?

Vamos con la segunda gran novedad que los jugadores encontrarán en el título, el permadeath. Mientras que en cualquier otro juego nuestros personajes pueden morir y revivir hasta la saciedad e incluso hay algunos que disfrutan matando al jugador (no miro a nadie, Dark Souls), Watch Dogs Legion nos brinda la oportunidad de que la muerte de nuestros personajes sea permanente y definitiva. La incorporación del permadeath parece lógica y traída a cuenta con el play as anyone, ya que si disponemos de un ejército de personajes jugables, tiene sentido que estos puedan morir cuando las cosas se tuerzan y nos toque reclutar a otros nuevos. El ciclo de la vida, que dirían en El rey león.

Lo primer que Hocking aclara al hablar del permadeath es que “se trata de un modo que el jugador puede activar o desactivar en cualquier momento”. Si lo tenemos desactivado, los personajes que caigan en combate serán encerrados en una prisión de máxima seguridad de la que podremos sacarlos, por ejemplo, reclutando a la directora de un importante bufete de abogados. Por otro lado, si lo tenemos activado, el modo permadeath hará que no haya marcha atrás si uno de nuestros personajes muere.

Durante la entrevista, mientras hablábamos sobre el modo de muerte permanente, quisimos ir un paso más allá: ¿y qué pasa con esos personajes exclusivos ya anunciados que llegarán con los DLCs? Aiden Pierce, protagonista del primer título, hará acto de presencia con un arco argumental propio y también será jugable durante la historia principal. Lo mismo con un misterioso personaje de la orden de los asesinos (crossover con Assassin’s Creed) o con el Rubius, el famoso youtuber que contará con su propio personaje jugable. Entre risas, Clint Hocking nos aclaró que “el modo permadeath afectará a todos los personajes, incluyendo a los de los DLCs”. La ventaja está en que, si uno de ellos muere, podemos volver a descargarlo y hacer como si no hubiera pasado nada (vídeo de 1000 maneras de matar al Rubius en 3, 2, 1…).

 

“Es duro cuando matan a uno de tus favoritos”, reconoce Clint Hocking mientras recuerda a esa punky anarquista a la que le había dedicado tantas horas y que acabó en el fondo del Támesis durante una persecución (por decir algo). El modo permadeath hará que los jugadores sean más cuidadosos en sus misiones y las planifiquen para que ese camarero de pub que tanto les gusta no acabe bajo tierra.

Watch Dogs Legion
Imagen: Ubisoft

 

La Londres más orwelliana de los videojuegos

El último tema sobre el que hablamos con Clint Hocking fue el de la ambientación y el mundo que nos encontraremos en el juego.

El primer Watch Dogs tenía lugar en la Chicago actual (la de entonces, en 2014) y Watch Dogs 2 nos llevó a un San Francisco en el que las nuevas tecnologías comenzaban a tomar la calle. Ahora, Watch Dogs Legion rompe un poco ese molde y nos transporta al otro lado del charco, a un Londres futurista pero lo bastante cercano al presente como para que nos resulte familiar y nos dé un poco de miedito. Es cierto que el mapa “no incluye todo Londres”, pero sí un área más que considerable en la que tendremos la oportunidad de pasear por Candem Town o iniciar unos disturbios en los alrededores de Buckingham Palace.

Al preguntarle por las razones que motivaron al equipo a llevarse la historia a Inglaterra, Clint nos explica que querían cambiar y probar con “otras miras”. Consideraron que “el play as anyone sería mejor en una ciudad con una gran diversidad de población, y en Londres se hablan unos 300 idiomas”. Tampoco se puede negar la “rica historia de ficción distópica del país” y lo interesante que podría resultar “ver cómo responden los británicos ante un totalitarismo” como el que se plantea en el juego. “La idea de la lucha por la privacidad y la libertad no es exclusiva de los Estados Unidos” y en Watch Dogs Legion serán los londinenses que nosotros reclutemos quienes enarbolarán esa bandera.

Viva la Resistencia. Viva DedSec.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

Continúa leyendo