Apex Legends, el digno competidor del Fortnite

28 millones de jugadores ya han participado en los combates de las Tierras Salvajes. ¿Qué tiene el nuevo Battle Royale de moda? Te lo contamos.

 

No es la primera vez ni será la última que hemos visto cómo un nuevo estudio se forma por la ruptura de sus creadores con sus antiguos equipos. Cuando Jason West y Vince Zapella abandonaron Infinity Ward en medio de disputas para crear Respawn Enternaiment no teníamos ni idea de cómo jugarían con las normas establecidas en los FPS al crear el primer Titanfall.

Este primer título del estudio nos dejó ver cómo los FPS podrían evolucionar, innovar y permitirnos nuevas maneras de controlar a nuestros personajes: gracias a añadir movimientos, como correr por las paredes, o pilotar mechas gigantescos pudimos abrir nuevas opciones a la narrativa.

Aunque Titanfall 1 no fue el éxito que merecía ser, con su segunda parte supieron arreglar todos los errores de la primera: una campaña para un jugador que se convertiría, al momento, en una de las mejores en un FPS, con algunos de los mejores giritos de guion que se han visto en una campaña.

Desde hace tiempo mucha gente se preguntaba si el silencio de Respawn Enternaiment se debía a que estaban preparando la tercera entrega de su IP estrella, pero cuando los rumores comenzaron, el miedo hizo su aparición. Fuentes fiables apuntaban a un Battle Royale en el universo Titanfall y que todo sería publicado en menos de una semana del momento en el que salieron esos rumores. “Otro intento de desbancar a Fortnite, otro clon más…” Eran los pensamientos que se nos venían a muchos a la cabeza pero, para nuestra alegría, Apex Legends es de todo menos una copia sin alma ni espíritu de PUBG o Titanfall; es un ejemplo de que en este género todavía se puede innovar.

 

¿Qué novedades incorpora?

Apex Legends nos sitúa 30 años tras los acontecimientos de Titanfall 2, un mundo donde la Guerra en la Frontera ha terminado y han surgido los Apex Games, combates disfrazados de deportes donde leyendas de todos los lugares de la Frontera se baten para repartirse las riquezas de las Tierras Salvajes, los planetas ricos en recursos que no fueron afectados por la guerra. La historia no tiene mucha miga, pero no es tampoco muy necesaria si el resto de las piezas encajan bien, y podemos asegurar que ese es el caso en el que nos encontramos con este título.

El juego tiene la virtud de la que otros Battle Royale de este tipo carecen: ofrece un ‘modo práctica’, un tutorial para conocer todos nuestros movimientos y el modo de jugar antes de lanzarnos a la batalla sin saber qué hacer (algo que hereda directamente del estupendo tutorial de Titanfall 2).

En este modo, además de las típicas acciones de cambiar de arma, correr, saltar o disparar, conoceremos dos de las diferencias fundamentales con el resto de Battle Royale que hay en el mercado, y son las opciones de marcar y revivir. La opción de marcar en un principio suena como un añadido más sin mucho que aportar, pero una vez que empiezas a ver las posibilidades que tendrá durante el combate, esas primeras impresiones se desvanecen.

Todavía no lo hemos comentado, pero el combate en Apex Legends se desarrolla en escuadrones de tres miembros y con el marcado de elementos se abre un amplio abanico de posibilidades de comunicación rápida con los otros miembros de tu escuadrón.

 

Por ejemplo, puedes marcar la posición de un enemigo, dónde hay un arma o dónde pueden encontrar algo nuevo que equipar, y todo sin tener que teclear nada en ningún incómodo chat totalmente inservible durante un tiroteo frenético. Otro uso podemos dárselo durante la clásica caída al campo de combate, ya que puedes recomendar con el marcado al líder del escuadrón dónde caer  recuerda, él será quien decida dónde aterrizaremos todos).

 

Aprovechando que hablamos de la caída al escenario vamos a comentar otra pequeña novedad. En algún punto del mapa encontraremos flotando una nave en la que siempre hay armas o recursos que equiparnos, para llevar algo de ventaja al caer al terreno; el problema lo encontramos en que si nos abalanzamos sin mirar en esta nave durante nuestro descenso, es más que probable que nos encontremos con algún que otro escuadrón “looteando” ya, y nos enfrasquemos sin darnos cuenta en nuestra primera batalla de la partida.

Como hemos dicho, Apex Legends aporta bastantes novedades, y otra de ellas es poder resucitar a nuestros compañeros de batalla. Cuando uno de ellos caiga durante el combate tendremos dos opciones: si somos rápidos podremos resucitarle en el momento, pues cuando nos abaten primero pasamos por un estado en el que no podemos disparar y defendernos para después morir “definitivamente”. Lo entrecomillamos porque, si somos lo bastante hábiles, podemos llevar la bandera de nuestro compañero o compañera caído a un punto de reaparición. Con esto conseguiremos que reaparezca en el mapa a bordo de una nave, pero con un inconveniente: la nave se verá prácticamente desde cualquier punto del mapa y otros escuadrones podrán venir a darnos caza.

 

Semejanzas con otros títulos

Hasta aquí las novedades de Apex Legends. Toca hablar ahora de las semejanzas con otros títulos que, aunque existen (y muchas) este juego sigue destacando.

Para empezar, es un hero shooter, como Overwatch, con lo que nos encontramos que al principio de cada partida debemos elegir a nuestro personaje, cada uno de ellos con habilidades distintas, con lo que en unas cuantas partidas encontraremos a nuestro preferido. La particularidad que nos encontramos es que tendremos tres turnos para elegir a nuestro personaje, tantos como integrantes tiene el equipo, y no podremos repetir personaje, algo de agradecer para no encontrarnos casos de tener tres Hanzo o tres Genji…

 

Por otra parte, el gunplay, siendo Respawn Entertainment los creadores del juego, tenía que ser sí o sí perfecto… y así ha sido. Ya durante el tutorial sentimos esa sensación de libertad y agilidad que nos transmitía Titanfall, la de poder hacer prácticamente lo que nos apetezca, y decimos “prácticamente” porque una cosa que sí echamos mucho en falta es el wall running: poder hacer las mismas virguerías que hacíamos en Titanfall de poder ir corriendo y saltar a una pared para evitar un obstáculo mientras seguimos disparando a nuestros objetivos.

Pero estamos prácticamente seguros de que con los futuros personajes que irán saliendo nos encontraremos a algún piloto de Titán (Jack Cooper, por favor) que nos dará la habilidad que tanto echamos en falta.

 


Personajes

Y ya que hablamos de personajes, no podemos dejar de mencionar a los que tenemos disponibles, una lista bastante amplia, cada uno con una habilidad táctica, otra pasiva y una habilidad final: Bangalore lanza una granada de humo, se mueve más rápido si recibe disparos y puede solicitar un ataque de artillería; Bloodhound puede ver brevemente a los enemigos y puede moverse más rápidamente durante un tiempo; Gibraltar puede bloquear daño durante 15 segundos o al apuntar con la mira genera un escudo de  protección… Así hasta 6 leyendas gratuitas y otras dos que pueden desbloquearse jugando o pagando.

 


Una vez más Respawn ha demostrado que esto de los FPS no tiene secretos para ellos, sean del género que sean, y si además tienen el reto de innovar, no defraudan.

Pocas excusas hay para no probar, aunque sea por encima, Apex Legends, es free to play tanto en PC como en Xbox y Ps4 y puede encontrarse en Origin o en los stores de cada consola, con lo que sólo podemos animarte a que te unas a los más de 28 millones de jugadores que ya han participado en los combates de las Tierras Salvajes y te conviertas en una leyenda.

CONTINÚA LEYENDO