¿Las mascotas pueden contagiar el coronavirus?

El caso del perro de Hong Kong que ha dado positivo en los test SARS-CoV-2 ha puesto en alerta a los dueños de mascotas, pero los expertos indican que no hay motivos para preocuparse.

 

Hace pocos días, las autoridades sanitarias de Hong Kong informaban del caso de un perro que había dado positivo en el test para detectar el SARS-CoV-2. Tras la noticia, mucha gente se pregunta si es posible el contagio de coronavirus a través de perros, gatos y otros animales de compañía.

Según la Organización Mundial de Sanidad Animal, el perro en cuestión fue puesto en cuarentena el 26 de febrero, después de que su dueño fuera hospitalizado debido a la infección por el nuevo coronavirus. El resultado de los informes de las muestras nasales y orales dieron positivo para el SARS-CoV-2, pero el animal no muestra signos clínicos específicos.

En todo caso, los expertos no creen que haya motivo para el pánico. “Actualmente no hay evidencias de que las mascotas puedan ser una fuente de infección del coronavirus”, explicó un portavoz del departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de Hong Kong.  Las autoridades insisten en que estar infectado no es lo mismo a ser un agente infeccioso y ser capaz de propagar el virus.

De hecho, es probable que en este caso el virus haya sido transmitido desde el hombre hasta el perro, y no al contrario. Puede, incluso, que el perro simplemente sea portador del virus en la boca y fosas nasales, pues como ya hemos comentado, no presentaba signos clínicos de infección. Según indican los expertos, los dueños de las mascotas, hoy por hoy, no deben preocuparse: de momento no hay evidencias de que puedan enfermar a causa del SARS-CoV-2 ni tampoco de que sean transmisores de la infección.

Recomendaciones básicas de higiene

En todo caso, las recomendaciones de las autoridades sanitarias en lo que respecta a las mascotas, son las medidas básicas de higiene que se deben mantener habitualmente, con o sin coronavirus: lavarse bien las manos después de tener contacto con los animales, evitar darles besos en la boca y cuidar de la limpieza y aseo de las mascotas nos protege de bacterias como Escherichia coli y Salmonella que, esas sí, sabemos con total seguridad que se trasmiten de mascotas a humanos.

“Las mascotas mamíferas de los hogares con casos humanos confirmados de COVID-19 serán puestas en cuarentena y bajo vigilancia veterinaria durante 14 días. Se recogerán muestras para comprobar la presencia del SARS-CoV-2, según proceda”, ha informado la Organización Mundial de Sanidad Animal, que seguirá publicando informes semanales con los resultados de los test mientras dure el episodio.

Continúa leyendo