Las cosas más raras que hacen los perros tienen explicación

Una buena parte de los comportamientos que catalogamos de raros como dar mil vueltas antes de echarse en el suelo, ingerir poco a poco las croquetas del pienso fuera del comedero, por ejemplo, en la alfombra del salón, rascar la tierra tras hacer sus necesidades o enterrar objetos responden a los puros instintos, a la poderosa herencia del lobo.