Todo lo que debes saber sobre los gatos hipoalergénicos

Toda tu vida has querido compartir tu vida con un gato, pero cuando has ido a casa de algún amigo con gatos has salido de allí con los ojos rojos y llorosos, picor en la nariz… ¿Significa esto que nunca vas a poder convivir con un gato?

 

Tranquilo, tranquila, que esto no es así. Tenemos varias posibilidades en cuanto a compartir nuestra vida si somos alérgicos a los gatos.

¿Cómo se desarrolla la alergia al gato?

La alergia al gato es un problema de salud pública muy frecuente en medicina humana. Esta alergia está mediada por inmunoglobulinas E (IgE) y generalmente se presenta con problemas oculares (ojos rojos y llorosos) y nasales (secreciones, picor en la nariz…)

Los gatos desarrollan varios antígenos que pueden producir estas alergias en personas, siendo en la mayoría de los casos causada por la proteína Fel d1. De hecho, estudios realizados en personas alérgicas en gatos, el 90% de ellas tienen IgE frente a esta proteína.

Esta proteína, Fel d1, se excreta en glándulas salivares y sebáceas, presentando una alta concentración en saliva. 

Cuando un gato se acicala, extienden esta proteína por todo el cuerpo y la piel, y se desprende junto al pelo y la caspa. Esta proteína es de pequeño tamaño y muy volátil, por lo que puede permanecer en el ambiente y en superficies como en la ropa, sofá y alfombras. Por desgracia, en la mayoría de los casos, los alergólogos recomiendan buscar otro hogar al gato. De lo que no se dan cuenta, es que no es tan sencillo, recolocar en otro hogar a un miembro de la familia.

Es por este motivo, que los veterinarios somos preguntados habitualmente por las posibles complicaciones y soluciones respecto a este problema.

¿Qué opciones tenemos las personas alérgicas a la hora de convivir con gatos?

Muchas opciones se han barajado durante los últimos años.

  • Utilizar sprays encima del pelo para evitar las alergias
  • Agregar levadura de cerveza a la comida
  • Utilizar diferentes tranquilizantes para evitar que produzcan las sustancias que provocan las alergias
  • Extirpar quirúrgicamente los sacos anales.
  • Adoptar gatos “hipoalergénicos”

Estas estrategias, en la mayoría de los casos, no son eficaces y no está demostrado científicamente que vayan a serlo.

¿Existen gatos hipoalergénicos?

Muchas veces se ha hablado de la existencia de gatos hipoalergénicos, por la ausencia de pelo o por la presencia de menor cantidad o longitud de pelo. Hemos dicho que la causante de la alergia es la proteína Fel d1, que se excreta por la saliva y las glándulas sebáceas de la piel, y que la mayor concentración se encuentra en la saliva. En este caso, lo que podemos pensar es que la cantidad o longitud del pelo no va a ser determinante de esta condición.

Los gatos Sphynx y los Devon Rex se han considerado durante mucho tiempo como menos alergénicos, precisamente por no tener pelo y porque, en ocasiones, hay personas que les bañan frecuentemente con lo que eliminan cualquier posible alergeno de la superficie de su piel. Pero, en el momento en el que se vuelvan a lamer, volverán esos alergenos.

Así que, como ves, gatos totalmente hipoalergénicos, no existen.

Gato Sphynx
Gato Sphynx

Entonces, ¿qué hago?

Por suerte, existen varias líneas de investigación que están teniendo muy buenos resultados, y que podemos disponer de ellas en la actualidad.

Una de las más estudiadas se basa en que “somos lo que comemos y excretamos lo que comemos”. Existen estudios, desde hace más de 10 años, encaminados a evitar la excreción por parte del gato de la proteína Fel d1. Esto se consigue mediante una alimentación específica en la que a través de una proteína determinada que proviene del huevo se une a la Fel d1 y la neutraliza. De esta forma, al alimentarse diariamente con este tipo de alimentación, reduce de forma significativa la presencia de este alergeno en su saliva y como consecuencia disminuyen los síntomas de las personas alérgicas con las que convive. 

Así que ya sabes qué contestar a tu alergólogo cuando te diga que le busques otro hogar a tu gato.

Referencias

Satyaraj, E., 2019. Anti-Fel d1 immunoglobulin Y antibody-containing egg ingredient lowers allergen levels in cat saliva. Journal of feline medicine and surgery, 21(10), 875-881.

 

 

 

 

Ana Anglada

Ana Anglada

Veterinaria clínica y empresaria en Anaga Centro Veterinario desde 2007. Consultora de gestión y marketing para clínicas veterinarias. Certificada europea en Medicina Felina por la ESVPS. Diplomada “con distinción” en Advanced Certificate in Feline Behaviour. Miembro de GEMFE y de la ISFM. (International Society of Feline Medicine). Miembro del comité científico de AMVAC. Tesorera de AMVAC. Consultora Digital Certificada. Business Marketing Strategist avalada por Florida Global University. Copywriter certificada por la Escuela de Copywriting de Maïder Tomasena avalada por Florida Global University. Mentora de Veterinarios y creadora del Instituto Felino donde imparte formación a veterinarios. Conferencista internacional habiendo formado a más de 1000 veterinarios en España y Latinoamérica. Docente del posgrado de Gestión y Marketing para Veterinarios de Vetesweb. Autora de artículos científicos y de gestión, y colaboradora del libro “Manual práctico para la gestión de centros veterinarios” Autora del libro “Del offline al online. Cómo digitalizar mi clínica veterinaria” 2021 Multimédica Ediciones Veterinarias. Creadora del podcast Business Veterinario. Colaboradora del programa de radio “Como el perro y el gato” de Onda Cero. Creadora del Método SlowVet.

Continúa leyendo