¡Sorprendente, una mamá pato con 76 patitos!

Aunque te parezca mentira, es totalmente real. ¡La mejor madre del mundo animal!

Patos en un lago
El fotógrafo pudo captar hasta 76 crías / Foto: Instagram @brentcizekphoto

Brent Cizek se levantó la mañana del 27 de junio para ir al lago Bemiji, en Minnesota. Brent es fotógrafo y frecuenta este tipo de lugares por la fauna y paisajes que ofrece pero… ¡Algo increíble le ocurrió ese día!

Grupo enorme de patos en el lago
Científicos han explicado que es un fenómeno animal en la que la pata actúa de "madre adoptiva" / Foto: Instagram @brentcizekphoto

En el lago, a unas 150 millas al noroeste de Duluth, el fotógrafo fue sorprendido con un milagro natural extraño y precioso el cual le dejó perplejo. Brent fue sorprendido por una madre pato seguida de un gran número de patitos

“No podía perder la oportunidad de fotografiar algo así”, dijo Cizek a As it Happens, un programa de la CBC Radio. Y es que con solo ver las fotografías nos damos cuenta de que esa pequeña pata se ha ganado el premio a madre del año por unanimidad.

Las fotos, de una ternura incalculable, rápidamente y como es natural, se viralizaron y el propio fotógrafo tuvo que salir en defensa de la autenticidad de las mismas ya que muchos internautas las tacharon de ser un montaje. Pero es que… ¡Es increíble! "La foto solo hace que te preguntes, ¿cómo es posible? ¿Cómo paso? ¿Cómo está cuidando la mamá a tantos patos? Pero es totalmente real”, contaba a una emisora de radio.

En las fotos se puede observar cómo la pata es seguida por más de dos docenas de patos. Cizek contaba emocionado: “Vi por primera vez a la cría masiva el 27 de junio mientras estaba en el lago. Conté al menos 56 patitos ese día, y decidí regresar unas semanas más tarde para ver si podía volver a verlos. ¡Había más!”

El fotógrafo subió las fotografías a sus redes sociales para que todo el mundo pudiese disfrutar de este hallazgo tan mágico. Contaba que, además, le fue muy complicado sacar imágenes nítidas, rompió unas 50 fotos hasta quedarse con las mejores y es que, en palabras del mismo: "Solo estaba rezando para que al menos una saliera bien porque las olas eran tan fuertes que era casi imposible mantenerlas en el marco".

Ornitólogos han quedado muy sorprendidos por el hallazgo y han explicado la causa de esta situación extraordinaria

Autoridades ornitólogas como la Sociedad Nacional de Audubon dio parte de este increíble hallazgo explicando que puede ocurrir que un grupo de crías de pato que se ha perdido o que no ha conocido a su madre comience a seguir a una espécimen hembra, y no es un hecho infrecuente. Aclararon también que un pato, de media, puede tener entre 20 y 30 patitos que le siguen, pero no tienen por qué ser directamente sus crías. Igualmente, explicaron, existe un fenómeno por el cual varias razas de patos ponen sus huevos en nidos de otros patos para así, aumentar la probabilidad de que sus patitos sobrevivan. Todo un instinto de supervivencia. Pero no han podido no sorprenderse con la enorme cantidad de patitos que se observan. Concretamente se pueden llegar a contar en las últimas fotografías ¡76 patitos! ¿No es increíble?

Por otro lado, el ornitólogo Yale Richard O. Prum declaró al New York Times  que “un pato, en general, solo puede incubar hasta 20 huevos, por lo que el descubrimiento de Cizek es un avistamiento extraordinario de una gran madre”.

Los científicos consideran que lo que ha ocurrido, probablemente, es que la madre pato es una madre adoptiva que recogió a varios patitos que fueron separados de sus madres por diversos motivos convirtiéndose así es una especie de niñera y creando su propia guardería. Es muy probable, añaden, que continúe cuidando a los patitos hasta que sean lo suficientemente grandes como para ir por su cuenta. Una, por tanto, supermadre.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo